Síguenos en nuestras redes

#Opinión

Duele la estupidez

¿Cómo una estupidez permanece al creer que no nos lastima?

Publicado

en

¿Cuántas veces en estos años nos hemos escuchado diciendo que esto o aquello es una estupidez? ¿A qué nos han llevado las estupideces propias o de los otros? ¿Cómo una estupidez permanece al creer que no nos lastima?

Esta semana manejando por el eje 5 de Eugenia rumbo al hospital parecía que el tráfico fluía bastante bien, pero de repente comenzamos a avanzar poco a poco; no se me hizo raro, ya que en esta Ciudad de México tan caótica suele suceder con frecuencia.

Después de avanzar varias cuadras manejando a paso lento, me percato de que en el carril de la orilla izquierda, bajo la banqueta, está un bote de plástico de esos anaranjados grandes; de los llamados de seguridad  obstruyendo el paso vehicular. Me doy cuenta de que el bote está resguardando un montoncito de hojas secas y un grupo de mujeres en circulo del servicio de limpieza –todas muy bien uniformadas con sus overoles verdes– están sobre la banqueta platicando tranquilamente. Las veo e inmediatamente le digo a mi esposo, ¡qué estupidez que un montoncito de hojas esté obstruyendo el paso de los carros y que esto sea la razón de tanto tráfico! Pienso que fácilmente podrían haber sido recogidas por estas mujeres y así haber evitado tanto caos.

Duele la estupidez | La CDMX

¿Qué hacemos cuando tenemos el poder de decidir? El poder de manejar situaciones, personas; el poder de hacer lo que queramos con la vida de los demás, a veces teniendo conciencia del daño que causamos y quizás otras no.

Paul Tabori, en su libro Historia de la estupidez humana, define que estúpido “No es el hombre que no comprende algo, sino que comprende bastante bien y sin embargo procede como si no entendiera”. Estoy completamente de acuerdo con el autor.

Hace ya varios años se acercó a mi auto un hombre –yo traía la ventanilla abajo– y me dijo: deme todos los billetes. En ese momento hice como si no comprendiera, aunque comprendía bastante bien que me estaba tratando de asaltar. Esos instantes en los que yo buscaba los billetes que él específicamente me había pedido –y que no tenía a la mano– hicieron que esta persona se fuera por temor a ser aprendido y porque yo no actué con la rapidez que él hubiera querido, pude haberle dado el reloj o las monedas pero como no fue lo que me pidió bajé la cabeza buscando los billetes que por supuesto no traía.

Aunque solo fueron unos segundos de torpeza –o disque falta de entendimiento– los que me salvaron del asalto, podría decir que en este caso me ayudó hacerme la estúpida; no dañe a nadie y me salve del asalto.

Pero regresemos al caso anterior de las hojas secas tiradas en la avenida. Quisiera pensar que las mujeres que estaban ahí trabajando, de verdad no comprendían el daño que hacían a quienes circulábamos por ese lugar; muchos quizás íbamos camino al hospital, otros al trabajo, otros a una entrevista o a visitar algún enfermo, no lo sé. Si se hiciera una encuesta es muy probable que serían pocos a quienes no les estaría afectando ese tráfico.

Duele la estupidez | La CDMX

¿En qué momento se tiene conciencia y voluntad de ver más allá de lo que sucede alrededor de uno mismo; de lo que afecta negativamente a los demás y querer hacer algo por solucionarlo –y sobre todo– si estúpidamente lo sé? Me pregunto, ¿cómo me siento cuando sé que tengo el poder de hacer el bien o el mal para los otros? 

La libertad que se tiene sobre cómo actuar es importante porque en el cómo me quiero sentir radica la diferencia. Seguro que estas mujeres estaban cumpliendo con su trabajo pero, ¿cómo se habrán sentido desempeñando un trabajo y dañando cientos de personas? No lo sé. 

¿Cuántas veces nos hemos encontrado en situaciones donde esperamos un poco de criterio de algunos individuos para que tomen decisiones sencillas que hagan un gran cambio? En este caso, ¿les costaba mucho considerar que si hubiesen levantado las hojas y movido el tambo habrían beneficiado a cientos de personas?

La invitación es a reflexionar acerca de cómo podemos cuidar del bienestar del otro. ¿Cuál es el cuidado y la preocupación que debo tener por mi vecino, mi hermano, mi jefe, mi amigo; los niños y las niñas, las personas de la tercera edad?

Si pensamos que en este cuidado por el otro estamos haciendo personas más felices, plenas y generosas, nos permitiremos tener mejores relaciones interpersonales, que tanta falta nos hacen a la sociedad y que seguramente nos permitirían disminuir la violencia e inseguridad; por lo tanto, vivir mejor en comunidad.

Duele la estupidez | La CDMX

Parece muy complicado por las emociones que embargan a los seres humanos y que en la mayoría de las ocasiones no son reconocidas, si se está enojado o triste, si nos sentimos vistos; amados o si se tiene baja autoestima. ¿Cómo se puede tener cuidado por el otro? ¿Cuántas veces escuchamos o hemos pensado: si yo sufro, si me falta amor, dinero, salud, seguridad, que le falte también al otro? Esos son los pensamientos y las acciones en las que se debe poner atención.

Debemos dejar de hacer como que no vemos, como que no sabemos; que no nos importa, como que no nos afecta. 

Debemos tener conciencia de que hacernos los estúpidos solo nos llevará a dañarnos cada vez más. Comencemos con el cuidado de los otros, preguntémonos ¿qué espera la vida de mí? No que espero yo de la vida. ¿Cómo puedo dar a los demás? ¿Son felices los que están a mi alrededor? ¿Qué les hace falta? ¿Qué puedo hacer para que se sientan bien? ¿Qué me corresponde hacer para mejorar las cosas?

Ecológicamente todo lo que tengamos que mover para estar bien no debe de dañar a alguien más, eso es una regla de oro. Erich Fromm en su libro El Arte de Amar escribe:

La satisfacción en el amor individual no puede lograrse sin la capacidad de amar al prójimo, sin humildad, coraje, fe y disciplina”. 

Tienes que dar al otro antes de darte a ti mismo, ¡y es verdad! Practiquemos la generosidad, el amor, el cuidado, la alegría hacia el otro y seguro nos daremos cuenta de que nos impregnamos de eso que damos. He vivido muchos años escuchando, si no te das a ti mismo ¿cómo se lo vas a dar a los demás? Creo que no me ha funcionado. 

Erick Fromm nos muestra que no podemos amarnos a nosotros mismos sin antes amar a los demás. El cuidado del otro puede comenzar a producir cambios de bienestar en el mundo, en donde se pueda tener compasión por el otro y el otro pueda tener compasión por ti para comenzar a vivir con seguridad; confianza, sabiendo que se puede estar tranquilo confiando en los sentimientos bondadosos y de cuidado que los demás tendrán para ti.

Muchas veces lo complicado de solucionar algún problema pude ser lo más sencillo. No olvidemos esta frase que seguro la hemos escuchado cientos de veces y es tan sencilla:

“No hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti”.

Todo lo que no queremos que nos hagan, y que nos daña, no debemos ejercerlo en otros. Cuando tenemos el poder en las manos lo debemos de utilizar para el bien brindando ayuda, alegría, servicio, acompañamiento, respeto, dignidad; no desaprovechar la oportunidad que nos brinda la vida, porque este poder de decisión hacia el bien nos hará sentirnos cada vez mejor. Haciendo lo contrario experimentaremos culpa, enojo, insatisfacción, intranquilidad, ansiedad, angustia.

Date la oportunidad de estar consciente de tus acciones; si son buenas, estás contribuyendo a tu bienestar.

Duele la estupidez | La CDMX

Boff (2002, p.73) menciona la importancia del cuidado desde la concientización de ser en el mundo con los otros; mediante lo cual, la persona sale de sí y se centra en el otro con desvelo y solicitud, siempre relacionándose, construyendo su hábitat, ocupándose de las cosas, preocupándose por las personas y dedicándose a aquello a lo que atribuye importancia. El cuidado solo surge cuando la existencia de alguien tiene importancia, ahí es cuando un ser humano se dedica, disponiéndose a participar en su destino, de sus búsquedas, sufrimientos y éxitos.

En definitiva, al cuidar de la vida del otro –desde este autor– “cuidado significa desvelo, solicitud, diligencia, atención y delicadeza”.

No actuemos con estupidez, como hombres y mujeres que no comprendemos algo. Comprendemos bastante bien; sin embargo, procedemos como si no entendiéramos para dañar a otros.

 

 

 

Bibliografía:

Boff, L. (2002). El cuidado esencial. Ética de lo humano compasión por la Tierra. Barcelona: Trotta. 

Fromm, E. (2014). El Arte de Amar. España: Paidós. 

Tabori, P. (1959). Historia de la estupidez humana: Titivillus

Norma Guzmán es master en terapia breve estratégica y desarrollo humano, y doctorante en desarrollo humano por la Universidad Motolinía del Pedregal. Ha sido docente en los niveles media superior y superior, destaca su desempeño en la Universidad Motolinía del Pedregal y en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Su experiencia profesional también se ha desarrollado como conferencista, capacitadora y psicoterapeuta en diversos ámbitos vinculados con instituciones sociales y educativas en México; así como en el sector privado.

Sigue leyendo

#Opinión

¿Qué es la cuesta de enero y cómo afrontarla?

La cuesta de enero es el nombre que reciben en México y otros países de América Latina el conjunto de subidas de precios, tarifas y tasas que suceden al inicio de cada año, y que afectan a la capacidad de compra del público consumidor.

Publicado

en

Sin duda, el simple hecho de mencionar “La cuesta de enero” genera en muchas y muchos mexicanos una sensación de tristeza combinada con frustración, esto luego de haber pasado una época tan bonita como lo son las fiestas de fin de año y Día de Reyes, una sensación que se repite año tras año. Es por ello que en esta ocasión haré un recuento de la situación actual de esta cuesta de enero 2023, su excesiva inflación y cómo poder afrontarla.

 

La cuesta de enero es el nombre que reciben en México y otros países de América Latina el conjunto de subidas de precios, tarifas y tasas que suceden al inicio de cada año, y que afectan a la capacidad de compra del público consumidor. Es un fenómeno económico que afecta a un gran número de personas debido a un mal manejo de las finanzas, gastos de fin de año o por el incremento de los precios en bienes y servicios causados por la inflación. A lo anterior, se suma lo que año con año se incluye como parte de los gastos de inicio de año: pago de predial, impuestos, tenencia, abonos anuales de créditos o préstamos, renovar seguros o servicios, pagar anualidades de tarjetas, colegiaturas, etcétera.

 

Particularmente, para desgracia de muchos y muchas, este 2023 será la peor cuesta de enero que viviremos los mexicanos en las ultimas dos decadas, ya que durante la primera quincena de enero, el Índice Nacional de Precios al Consumidor llegó a 7.94% de incremento a tasa anual. Sin embargo hay productos que incrementaron por mucho a la cifra antes mencionada y que ha sorprendido al público consumidor en los mercados, supermercados y centrales de abastos, tal es el caso del tomate verde con un incremento aproximado de 13.95%, esto significa que al término del 2022 un kilogramo de este vegetal costaba $26.8 pesos y el día de hoy cuesta $30.5 pesos, o el plátano que incrementó en un 8.51% (precios y cifras promedio en supermercados).

 

Pero, ¿cómo afrontar la cuesta de enero?, aquí mis recomendaciones:

 

  1. Hacer un diagnostico de tu salud financiera te permitirá estar conciente de tu realidad, y si no sabes cómo comenzar, puedes iniciar haciendo un ejercico de tus entradas y salidas de dinero para que esto te permita saber cuánto puedes gastar y también, cuánto puedes ahorrar. Recuerda que cada peso deberá tener un objetivo claro y emplearse estrictamente para lo que está destinado.

 

  1. Elimina gastos fantasma: Es importante revisar tus estados de cuenta periódicamente, ya que muchas veces hay suscripciones y membresías que usaste una vez o bien nunca las usaste y se cobran o renuevan mes a mes generándote un gasto innecesario.

 

  1. No gastes todo tu aguinaldo: Guardar un poco de tus ingresos de los meses previos puede ser de mucha ayuda durante enero, inclusive siendo la diferencia entre poder cumplir tus compromisos económicos de primera necesidad o no. Algunos expertos han propuesto una fórmula para dividir el aguinaldo y topar tus gastos según las cantidades equivalentes a los siguientes porcentajes:

 

  • 30% Ahorro y fondo de emergencia.
  • 20% Pago de deudas.
  • 20% Reparaciones en el hogar.
  • 15% Gastos personales y fiestas.
  • 15% Regalos.

 

  1. Consume local: La respuesta es simple ya que al elegir el consumo local y no en supermercados apoyas directamente la economía de las personas de tu localidad, cuidas al planeta y ahorras.

 

Esperando que todo lo aquí comentado te sea de mucha utilidad, te deseo un excelente y próspero año, me despido de ti, amable lector, con esta frase de Benjamin Franklin “Deja que cada año nuevo encuentre la mejor versión de ti mismo”.

 

Y usted, ¿Qué opina?

Sigue leyendo

#Opinión

Foro Económico Mundial y América Latina

Uno de los temas centrales del WEF fue la policrisis, es decir todas las crisis simultáneas que se viven: económica, política y geopolítica y sostenibilidad: tormenta perfecta.

Publicado

en

Con la presencia de más de 50 jefes de estado y de gobierno, entre ellos Alemania, España, Finlandia y Corea del Sur, más de 50 ministros de economía y finanzas, 18 gobernadores de bancos centrales, 35 cancilleres y más de 600 presidentes de compañías multinacionales, así como la Directora del Fondo Monetario Internacional y algunos de los principales funcionarios de comercio de Estados Unidos, China y la Unión Europea, se llevó a cabo en Davos, Suiza, el cónclave anual del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) la semana pasada.

World Economic Forum (WEF) 2023

Uno de los temas centrales dentro de la agenda fue la policrisis, un término difundido por el historiador Adam Tooze y que está relacionado con todas las crisis simultáneas que se viven actualmente, es decir, la crisis económica, crisis política y geopolítica y sostenibilidad: tormenta perfecta.

 

Aunado a la policrisis, surge además como palabra del año 2022 en el diccionario Collins la permacrisis, un vocablo que retoma el Washington Post y que define un periodo prolongado de inestabilidad e inseguridad y que refleja lo que reporta el Informe de Riesgos Globales 2023 del WEF: guerras, catástrofe climática, caos en el mercado energético, inflación, hambrunas y epidemias, migración, falta de cohesión social y polarización, fracaso de la adaptación al cambio climático, desastres naturales, fenómenos climáticos extremos, incidentes y daños a gran escala, crisis de recursos naturales, cibercrimen e inseguridad cibernética, inestabilidad política y desigualdad económica.

Crisis económica: 4 consejos para prestarle dinero a un amigo en tiempos de coronavirus (que te pueden ayudar a evitar una pelea) - BBC News Mundo

De acuerdo con el WEF, el conflicto Rusia-Ucrania hizo que los precios de la energía y los alimentos aumentaran y sumado a la pandemia, provocó que las presiones inflacionarias y la crisis mundial en el costo de vida impacte directamente en las personas alrededor del globo; además de que las emisiones de carbono siguen incrementándose, y repercute en la crisis climática.

 

Esta visión global del Foro es importante ya que pone en la agenda los temas que preocupan a las grandes economías y la elite empresarial del mundo, aunque no necesariamente estén dispuestos a tomar acciones y, por otro lado, comprender que estas crisis no se resuelven de manera vertical.

Es una perspectiva crítica y muy interesante a lo que está pasando en el mundo y en específico al sistema capitalista en el que presidentes como Gustavo Petro de Colombia, hacen ver que es el causante de la mayoría de nuestros problemas actuales y de las posibles acciones que pueden tomarse por parte de los gobiernos y empresas para afrontarlas y no dejarlo como ocurre en la COP, en recomendaciones; pero además entender que para que se ejecuten y permitan el cambio, se debe hacer de manera horizontal.

 

Al foro asistieron solo 3 presidentes latinoamericanos y aunque se contó con la representación de 11 países entre ellos la Vicepresidenta de República Dominicana, ministros y gobernadores estatales, como Samuel García de Nuevo León, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo y el Director Ejecutivo de la CEPAL, las condiciones sociopolíticas de los diferentes países de la región y de sus visiones de gobierno, respondieron con su ausencia, entre ellos el Gobierno Mexicano.

 

 

Archivo:America Latina red.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Si bien, Latinoamérica es heterogénea y los países afrontan al interior diversas crisis particulares, tal es el caso de Perú con la reciente destitución de su presidente, las próximas elecciones en Paraguay, Guatemala y Argentina, la crisis política en Brasil, Haití, Nicaragua y Venezuela, además de la crisis de seguridad en México, entre otros; ninguno es ajeno al impacto global de la crisis inflacionaria y climática y por tanto el incremento en los costos de la canasta básica y costos de vida, pero además enfrentan pobreza e inseguridad, desigualdad y crisis migratoria.

 

Y aunque el panorama pareciera pintar catastrófico para nuestra región, sobre todo por el impacto en los cambios ideológicos y democracia, América Latina representa por otro lado un bastión importante para afrontar la crisis climática mundial y requiere de esfuerzos coordinados para promover desarrollo socioeconómico con una visión verde que mejore las condiciones de vida de todos sus habitantes a largo plazo y necesita impulsar la participación y compromiso público-privado, y acuerdos que beneficien a la región o afrontar de manera fragmentada la policrisis que ya vivimos y que se discutió en el WEF.

 

Sigue leyendo

#Opinión

Cemento verde. Construyendo con perspectiva ecológica.

El cemento verde es un paso más hacia la transformación de la industria cementera a través del uso de materiales sustitutos y combustibles alternativos amigables ecológicamente.

Publicado

en

En términos de la actual crisis ambiental y los inminentes desastres que podrían ocurrir si no la controlamos, vale la pena mencionar a una de las industrias con mayor protagonismo mundial: la industria de la construcción, y en ese contexto, la industria cementera.

Dado el crecimiento de las manchas urbanas alrededor del mundo, es innegable considerar que uno de los materiales más importantes para el desarrollo de las grandes urbes es el cemento y, sin embargo, son poco conocidos los efectos de su producción. Uno, por ejemplo, es que la fabricación del cemento representa 90% de las emisiones mundiales de CO2 dentro de los procesos industriales, cifra que prende las alarmas si se considera la demanda en su producción. Por cada tonelada producida de cemento se emite aproximadamente una tonelada de CO2. Cifras realmente alarmantes, pero sobre todo muy evidentes en el ambiente de ciudades y sitios cercanos a zonas de producción cementera.

Aunque prácticamente todas las industrias están buscando diferentes alternativas que constituyan nuevas opciones de marcas sostenibles y ecológicamente responsables, una de las opciones con las que ya contamos es el cemento verde. Pero ¿Qué es el cemento verde? En términos de su composición, es un tipo de cemento de uso general con una adición de puzolanas artificiales, la materia prima que resulta de la activación térmica de arcillas en un horno rotatorio a 800°C y cuyo proceso de producción se traduce en la reducción de emisiones de CO2 en comparación con la fabricación de un cemento de uso general.

El cemento verde reduce hasta 38% las emisiones de CO2 y 30% el consumo de energía y materias primas como el agua. Es a partir de la sustitución de materiales que la ciencia y la ingeniería moderna nos ofrecen una opción que reduce sustancialmente el daño que el antiguo cemento le produce a nuestro planeta. Además, desde la perspectiva de la conciencia ecológica, el cemento verde tiene características de ingeniera y tecnología de construcción importantes que permiten una mezcla manejable, homogénea, de buena trabajabilidad y adherencia y mejores desempeños por durabilidad al trabajar con cualquier tipo de agregados. Es una opción que, en varias de sus composiciones, tiene además la posibilidad de captar CO2 en el ambiente.

El asunto con ésta y otras medidas de conciencia ambiental es, primero la difusión de sus beneficios: que toda la sociedad conozca sus características, que son el resultado de tecnologías modernas que combaten parte de la emergencia ambiental generalizada que vivimos actualmente. En países como Estados Unidos y Colombia, el uso de cemento verde ha comenzado a ser popular en la industria de la construcción y esto ha sido posible gracias a la colaboración estrecha entre academia, sociedad y gobierno. En México se han comenzado a dar los primeros pasos para abrir camino a esta opción ecológicamente amigable que podría ser la nueva base sobre la que se construyan las ciudades del futuro.

Por Diana Lara Carreón, diputada federal de La 65 Legislatura

Sigue leyendo
Anuncio publicitario
Anuncio publicitario

Facebook

Lo más visto