Síguenos en nuestras redes

#Opinión

De la incongruencia a la violencia

Publicado

en

Diana Lara | La CDMX

En días pasados, un conocido periodista presentó una investigación que pone en el ojo público la ahora muy famosa “casa gris”. Un golpe no sólo al discurso del presidente sobre la austeridad republicana y la “justa medianía”, sino un escándalo que ha significado una de las crisis más importantes a las que el mandatario se enfrenta en su sexenio.

Si bien hay una investigación en curso que hay que considerar, la “casa gris” es ahora una nueva perspectiva desde donde ver a un personaje que no entiende el poder confiado por el pueblo como una responsabilidad; sobre todo, que es usado como una fuerza intimidatoria por encima de la legalidad.

De la incongruencia a la violencia

Casa donde estuvo viviendo Andrés Manuel López Beltrán en Houston.

El presidente Andrés Manuel López Obrador usa mal el poder público. Si la respuesta es intimidar a un periodista en un país como el nuestro, un país en donde hay periodistas asesinados todas las semanas; pero sobre todo, miente cuando dice de manera autoritaria que como ciudadano desconoce si puede o no puede exhibir información personal de cualquier ciudadano. Él sabe perfectamente cuál es la responsabilidad del INAI y de otras instituciones, y no, el primer mandatario no es un ciudadano común…

Pecaríamos de inocencia si accedemos a creer que ni los asesores ni el presidente conocen la ley; porque además, en México desconocer la ley no te exime de cumplirla.

Ni él ni sus asesores parecieran entender que en México la violencia hacia el gremio de los periodistas es un fenómeno característico y muy grave, en donde los funcionarios tienen la obligación de garantizar y exigir su seguridad.

El presidente López Obrador y su equipo deben entender que todos los trabajadores del Estado y cualquier servidor público son objeto de escrutinio. Basta recordar el caso de Vicente Fox, su esposa y sus hijos; así como el de Enrique Peña Nieto y la “casa blanca” de su esposa.

De la incongruencia a la violencia

“La casa blanca”, lugar donde habitó Angélica Rivera y que desató diversos cuestionamientos acerca de su legalidad.

El periodismo en las democracias se hace desde la crítica; de lo contrario, no es periodismo. Pensar de otra manera equivale a considerar que la actividad de un periodista equivale a un activismo social o a relaciones públicas; eso no en periodismo. Defender la libertad de opinión y la función informativa de los periodistas es defender la democracia en sí misma, la pluralidad de voces y de pensamiento. Por ello, el derecho de los ciudadanos a la información, el deber de rendimiento de cuentas de los servidores públicos a la sociedad y la necesidad de auscultar las actividades de sus funcionarios son factores indispensables de la transparencia de la que tanto ha hablado el presidente.

El presidente de los Estados Unidos Mexicanos no tiene el poder de usar el altavoz presidencial para violar, no sólo la Constitución, sino diversos artículos de ella; por ejemplo, “El código fiscal” y “La ley de protección de datos personales”, entre otros.

Necesitamos entender que ningún ciudadano puede brincarse la ley y el presidente no puede amedrentar por ninguna vía a ningún ciudadano que lo cuestione.

Ése ha parecido ser el discurso desde el inicio de este gobierno: el debate y la crítica son “pagados”, “armados”; y parte de una “conspiración”; del neoliberalismo y de la “mafia del poder”. Para el gobierno en curso, disentir de las políticas gubernamentales equivale a una traición, en vez de abrir el entorno político a la democracia y la transparencia.

De la incongruencia a la violencia

“La mañanera”, espacio público mediante el cual el presidente AMLO ha exhibido y vulnerado los derechos de periodistas.

Y con este discurso violento y dictatorial es que el máximo funcionario de México pretende brincarse instituciones, leyes y cualquier voz que lo confronte; un país que además tiene niveles de corrupción altísimos que lo han dañado profundamente y que el presidente se comprometió a transparentar.

México es un país con periodismo de primera línea. Lleno de profesionales críticos, cuya labor no sólo enriquece a nuestra sociedad, sino que supone una labor fundamental como registro histórico, como expresión de la sociedad y desarrollo del conocimiento; además, fundamenta la libertad de las personas, de la sociedad en su conjunto, y vincula a nuestro Estado y a sus trabajadores.

El periodismo libre, las leyes y la democracia son responsabilidad de todas y todos los mexicanos, y debemos protegerlos.

¡Viva la libertad de expresión y la vida democrática!

Diana Lara es actualmente diputada federal por el distrito 6 de la CDMX (LXV Legislatura); es secretaria de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, secretaria del Comité de Ética, Comisión de Diversidad e integrante de la Comisión de Cambio Climático. En el ámbito legislativo, cuenta con una trayectoria de 15 años de servicios ininterrumpidos en el parlamento local y federal. Entre sus actividades destacan: asesora y secretaria técnica del comité del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género (CEAMEG), en la LXII Legislatura.

#Opinión

Distribución del agua, una manera de discriminar en México

En México y en el mundo, el agua es de todas y todos; la necesitamos, y hoy en día ella a nosotros.

Publicado

en

Diana Lara | La CDMX

Desde hace años, el desabasto de agua parece un problema de nunca acabar, pero a últimas fechas esta situación ha empeorado. Según el INEGI, 1.2 millones de persones no disponen de agua entubada en México y la escasez de este preciado líquido en nuestra ciudad, es un problema que sigue escalando. El crecimiento inmobiliario y la estructura de distribución son algunas de las razones que provocan el desabasto del líquido en la capital de nuestro país, en donde 454 pozos surten aproximadamente 65% del agua que se consume todos los días para uso doméstico. Sin embargo, para entender la magnitud de esta crisis, habría que analizar primero cómo se surte el Valle de México de este recurso fundamental. Hablamos de una zona que, en un pasado no muy lejano, fue un lago.

Los mexicanos bebieron más agua natural durante la pandemia

En primer lugar, tenemos el Sistema Cutzamala, que aporta el 25% del suministro que se tiene en nuestra ciudad. Es la infraestructura más grande de abastecimiento del país en cuanto a agua potable, una de las más importantes del mundo y está compuesto principalmente por siete presas, un acueducto doble, un túnel que cruza el cerro de las cruces y otros sistemas complejos que convergen en túneles subterráneos y tuberías hasta nuestros hogares. Gracias a este sistema, cada segundo, se llenan 16 tinacos de mil litros en la CDMX.

Sistema Cutzamala disminuirá su caudal por mantenimiento el 11 y 12 de junio - El Sol de Toluca | Noticias Locales, Policiacas, sobre México, Edomex y el Mundo

Después tenemos el Sistema Lerma, que abastece a poco más del 10% de los hogares capitalinos. Ahora bien, el agua de estos sistemas entra por el poniente de la ciudad y aunque debería distribuirse a lo largo y ancho de la metrópoli, fluye con prioridad hacia el centro. El doctor Pedro Moctezuma, en una entrevista para Noticieros Televisa, explica que las principales delegaciones proveedoras de agua, son al mismo tiempo, las zonas con menor acceso a este recurso para sus habitantes y concluye que la infraestructura de distribución del agua discrimina gravemente al oriente y sur de la ciudad; es ahí donde debemos enfocar la atención de esta problemática; porque si bien que la mayor parte del agua que se consume en la capital se extrae de los pozos de agua de los acuíferos existentes en la misma ciudad, hay zonas en las que la falta de agua se ha vuelto una injusticia añeja.

chilango - 900 mil afectados: CDMX, en contingencia por falta de agua ?

La crisis de este recurso, ha venido creciendo hasta convertir a muchas alcaldías en lugares donde un servicio básico y que debería ser universal, se ha vuelto un lujo y hay zonas que pueden pasar hasta seis meses sin recibir una gota de agua. Esto, sin mencionar las épocas de pandemia. Todo esto convierte a este asunto en un problema de discriminación, puesto que quienes cuentan con menos recursos monetarios, son los más afectados con el problema del abastecimiento de agua y el problema se acentúa justo en las demarcaciones territoriales, colonias y barrios de mayor vulnerabilidad económica. Lugares en donde se paga el agua aunque ésta no llegue y donde se les otorga un “apoyo” mensual de una pipa que cuesta 350 pesos,  y que se tiene que dividir entre todos los vecinos de un edificio. De acuerdo con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, 335 colonias tienen servicio irregular del líquido.

Los hogares de las grandes ciudades son más eficientes en el consumo de agua

La realidad es que cada vez se está consumiendo más agua de la que el sistema natural de las cuencas nos proporciona. El cambio climático, la deforestación, las fugas de agua, la mala distribución y la inconciencia son algunas de las causas fundamentales para este desastre, y con base en ello, les comparto algunas recomendaciones que todas y todos nosotros podemos hacer desde nuestros hogares. No importa si es poco o mucho, es nuestra obligación cuidar el futuro de uno de los recursos más importantes del planeta:

Llevan agua potable en pipas a zonas afectadas por inundaciones en TX – El Observador de Querétaro………

(https://www.greenpeace.org/mexico/blog/10325/cinco-tips-para-cuidar-el-agua/ )

En México y en el mundo, el agua es de todas y todos, la necesitamos, y su preservación depende de nosotros, es nuestra responsabilidad cuidar y moderar su uso. El futuro del planeta azul depende ello.

Cuidado del Agua - Concepto, datos estadísticos y consejos

Sigue leyendo

#Opinión

Xochimilco, tumba viva

Publicado

en

Ciudad de México Sábado 4 de junio de 2022

Uno de los puntos urbanos más representativos de las culturas que ocuparon el Valle de México desde tiempos precolombinos, el día de hoy se presenta como un lugar en el abandono por parte de las autoridades, locales y estatales, un peligro para hombres y mujeres y un espacio que día con día pareciera perderse en lo que alguna vez fue nombrada “La Ciudad de la Esperanza”.

Hay muchos factores a los que pudiera atribuirse esta ola de delitos dentro de la alcaldía Xochimilco: su ubicación, extensión, condiciones topológicas, socioeconómicas, ineficiente transporte, etcétera. Sin embargo, hoy sabemos que esta demarcación ha alcanzado cifras que superan en feminicidio a Ciudad Juárez, Chihuahua, cunas del mismo fenómeno. Como orgulloso xochimilca, no puedo sino sentirme lleno de rabia frustración e impotencia.

Lo que alguna vez fue una de las zonas más seguras de la Ciudad de México, espacio que habitaban cientos de miles de especies -tanto de flora como de fauna-, y que fuera en algún momento la fuente del sustento alimenticio de una magnífica ciudad ancestral, hoy es una fosa, una emboscada, un lugar incierto en el que quedamos expuestos a un sinnúmero de riesgos.

A pesar de tener programas como el de la patrulla púrpura -unidad especializada para atender los casos de violencia familiar-, violación, abuso sexual y acoso a menores, pareciera que en la demarcación de Xochimilco las autoridades quisieran “tapar el sol con un dedo”. Un ejemplo: en las llamadas de auxilio que precedieron a la pandemia se reportaba a la semana una agresión sexual a menores. Durante la emergencia sanitaria aumentó a tres y hasta cuatro por cada semana. Asimismo, del 5 de diciembre de 2018 al 26 de enero de 2020, los delitos derivados de violencia familiar, violación, abuso sexual, sustracción de menores y secuestro tuvieron un número récord de carpetas que la Fiscalía General de Justicia (FGJ) abrió para su averiguación. De “Xochiwhats” mejor ni hablar, sigo en espera de respuesta a solicitudes desde 2019.

Otro ejemplo terriblemente doloroso y emblemático fue el de la niña Fátima Cecilia, una pequeña de tan sólo 7 años que asistía a un colegio de la colonia Santiago Tulyehualco, en Xochimilco, y que fue secuestrada frente a los ojos de todos. Gracias a la insistencia de su familia en la fiscalía desconcentrada de investigación de Tláhuac y tras muchas horas pérdidas, en otra dependencia de gobierno se emitió finalmente la Alerta Amber.
A partir de ello, todos fuimos testigos de cómo y quién la sustrajo, a plena luz del día, gracias a las cámaras del C5 de la CDMX y a la difusión periodística.

Las atrocidades que vivió Fátima Cecilia y que todos supimos con vergüenza y desconcierto, antes de ser abandonada en un terreno baldío, suman un caso más a los miles de sucesos de violencia en nuestro país. Esta historia emblemática por sus características y condiciones, no termina de contar la historia completa de una demarcación en donde la vida de una mujer, de una niña, de una persona, parecieran no valer nada.

Desde esta trinchera, desde mi género masculino, inmerso en una de las culturas más violentas hacia la mujer que existen en el planeta, encuentro fundamental cuestionarnos y replantearnos nuestro papel de hombres en una sociedad que pareciera no cansarse, pero sobre todo no rendirse frente a una hecatombe social que nos destruye a todos.

Porque si bien es responsabilidad de todas y de todos cambiar estas condiciones, la sospecha y la desconfianza hacia nuestro gobierno crecen cuando las autoridades no responden de manera eficaz, determinante y coherente ante los niveles de violencia de los que todos -en mayor o menor medida- somos víctimas.

Necesitamos instar a las autoridades ante este “alarmante estado de terror”, como bien lo nombró la diputada Wendy González en el marco del Día de la Mujer, el pasado 8 de marzo. Necesitamos replantearnos las medidas en materia de seguridad, educación, oportunidades de trabajo y rehabilitación de la población de Xochimilco. Tenemos que reconquistar sus canales, su paisaje para el esparcimiento y la educación. Xochimilco, ese oasis verde en medio del desierto gris, con su naturaleza, con cuemanco, con la pista de canotaje, donde en días recientes, se han encontrado tres cuerpos: uno de ellos, el de una mujer.

Xochimilco no debe ser y no será una tumba viva.
Xochimilco no es la casa de los delincuentes.
Xochimilco es de todos y de todas.
Xochimilco, desde sus orígenes, hacia un mejor futuro.

Sigue leyendo

#Opinión

Biodiversidad; última llamada para rescatar a nuestro querido ajolote.

Mientras que hace 20 años habitaban 6 mil ajolotes por kilómetro cuadrado, en la actualidad se registran menos de 30. Expertos afirman que el ajolote mexicano -axolotl o Ambystoma mexicanum- no sobrevivirá más de 15 años de manera silvestre en los humedales de Xochimilco.

Publicado

en

Diana Lara | La CDMX

Desde hace algunos años, aunque de manera parcial, se ha puesto el foco y la atención hacia la fauna de nuestra ciudad, y en especial hacia el ajolote. Esta simpática especie endémica de la Ciudad de México, ha cobrado importancia para partidos políticos, comunidad científica y ha sido motivo de dibujos animados y juguetes.

El ajolote: el Peter Pan de las salamandras | Historias | Descubre WWF

 

El asunto central, sin embargo, no reside simplemente en la difusión de la existencia de nuestro apreciado ajolote, sino más bien en la preservación y conservación tanto de su entorno, como de este icónico anfibio mexicano.

Los anfibios como el ajolote juegan un papel fundamental como sensores del medio ambiente que habitan. Su estado refleja de manera simbiótica el estado de su entorno. En definitiva, no le es fácil adaptarse a las nuevas condiciones atmosféricas y a la calidad del agua, y es justo en este punto que me gustaría detenerme.

En el marco del día de la biodiversidad todos los seres humanos necesitamos tomar acciones a partir de la conciencia de que somos nosotros quienes debemos adaptarnos a las condiciones de nuestro ecosistema, mismo que estaría incompleto sin nuestro axolotl.

Existen muchas razones para tener claro que resulta indispensable tomar medidas eficaces para rescatar al ajolote mexicano de su inminente extinción, no sólo por sus atributos increíbles -como alcanzar la madurez sexual sin cambiar su forma larvaria y poseer la excepcional capacidad de regenerar sus miembros-, sino también por formar parte de nuestra cultura urbana, e incluso por las propiedades medicinales que posee. Lamentablemente hoy quedan menos de 100 individuos en libertad en Xochimilco, y se desconoce cuántos ejemplares de esta extraordinaria especie viven en la Magdalena Contreras.

UNAM impulsa proyecto en Xochimilco para salvar al ajolote

Mientras que hace 20 años habitaban 6 mil ajolotes por kilómetro cuadrado, en la actualidad se registran menos de 30. Expertos afirman que el ajolote mexicano -axolotl o Ambystoma mexicanum– no sobrevivirá más de 15 años de manera silvestre en los humedales de Xochimilco, situación que es aún más crítica para los ajolotes de la Magdalena Contreras. Tristemente su mayor amenaza somos los seres humanos y el efecto nocivo que imprimimos sobre esta ancestral especie.

Y aunque es importante reconocer los enormes esfuerzos realizados por preservar al ajolote a través de la NOM-059-2010-SEMARNAT, que reconoce en el ajolote su calidad de especie en riesgo de extinción, estas medidas no han sido suficientes para frenar la devastación de su medio ambiente y los recursos que los mantienen con nosotros. Un ejemplo de su identidad histórica, que proviene de la época de los aztecas, es que se consideraba un manjar dentro de su dieta y un buen tratamiento para distintos padecimientos.

Lo anterior nos conduce a la reflexión de que todas y todos tenemos un compromiso con el futuro de nuestro medio ambiente y debemos trabajar por su preservación; por nosotros, por las generaciones por venir y por el bien común.

Campesinos en Xochimilco protegen al ajolote con santuarios | Fotos - Grupo  Milenio

Por ello, la Cámara de Diputados, por medio de un punto de acuerdo; es decir, una postura de parte de la Cámara frente a temas que legislativamente no le competen, ha exhortado respetuosamente a la Ing. María Luisa Albores González, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), y a la Doctora Marina Robles García, Secretaria del Medio Ambiente de la Ciudad de México, a realizar las acciones -en el ámbito de sus competencias- para proteger la vida silvestre del ajolote mexicano que se reproduce en el área protegida de La Magdalena Contreras, tomando en cuenta el control y la vigilancia de las zonas de reproducción, así como la amenaza de sus depredadores y de los turistas que con sus acciones puedan constituir una amenaza para su supervivencia.

 

Y aunque el punto de acuerdo implica un proceso que aún se encuentra en curso, todas y todos debemos promover, difundir y concientizar a la población sobre la oportunidad que tenemos de salvar a esta excepcional especie, que es parte de nosotros y de un mundo que no solamente es nuestro sino también suyo.

Mientras que hace 20 años habitaban 6 mil ajolotes por kilómetro cuadrado, en la actualidad se registran menos de 30. Expertos afirman que el ajolote mexicano -axolotl o Ambystoma mexicanum- no sobrevivirá más de 15 años de manera silvestre en los humedales de Xochimilco

Mientras que hace 20 años habitaban 6 mil ajolotes por kilómetro cuadrado, en la actualidad se registran menos de 30. Expertos afirman que el ajolote mexicano -axolotl o Ambystoma mexicanum- no sobrevivirá más de 15 años de manera silvestre en los humedales de Xochimilco

Sigue leyendo
Anuncio publicitario
Anuncio publicitario

Facebook

Lo más visto