Síguenos en nuestras redes

#Opinión

¡Padrino, padrino, padrino…!

Ante las acusaciones contra Emilio Lozoya, en el PRI todos permanecen callados; olvidan que el silencio también es una forma de comunicar.

Publicado

en

El filósofo francés, Michel Foucault, dedicó parte de su obra al análisis del poder y cómo éste se ejerce; decía que el poder designa relaciones entre sujetos que conforman una asociación o grupo y para ejercerlo se emplean técnicas de amaestramiento, procedimientos de dominación y sistemas para obtener la obediencia. Por ejemplo, en un partido político, la estructura del edificio, los roles de cada una de las personas que convergen ahí, pasando por las actividades realizadas forman parte del mismo objetivo.

Y pareciera que esta descripción de Foucault refiere quizá lo que hace unos años ocurría en México con el partido en el poder, el Partido Revolucionario Institucional. Me acuerdo, no me acuerdo, qué año era aquel… la reforma energética se presumía como un gran logro del gobierno y ya se había publicado también la legislación secundaria. Parecía que el revolucionario institucional se fortalecía y con él la decisión de su presidente César Camacho Quiroz para formar cuadros jóvenes en el partido.

Para 2014 el Instituto de Capacitación y Desarrollo Político. A.C. (I.C.A.D.E.P.) del PRI ya había lanzado la convocatoria para la segunda generación de lo que llamaron la Escuela Nacional de Cuadros; según palabras de su presidente, Guillermo Deloya Cobián, se trataba de “el semillero de políticos y uno de los corazones más palpitantes que tiene el priismo en la actualidad y que habrá de operar las reformas promovidas por Enrique Peña Nieto”.

Emilio Lozoya | La CDMX

Emilio Lozoya | La CDMX

Así es como llegamos a una escena que ojalá el PRI recuerde. Era el 21 de febrero de 2015, última sesión presencial de esta generación; el Auditorio Plutarco Elías Calles del Comité Ejecutivo Nacional del PRI se cubría con grandes pendones donde podía leerse la frase “Segunda Generación Escuela Nacional de Cuadros”, “Juntos estamos transformando a México”, acompañado de #FormandoCuadros y el logo del partido. Todos los alumnos abarrotaban el lugar, uniformados con un saco azul marino que portaba el logo de la Escuela de Cuadros.

Todo estaba listo para la ceremonia protocolaria y el presentador anunciaba la entrada de los integrantes del podio: “recibimos al invitado especial en esta sesión presencial, el Mtro. Emilio Lozoya Austin, director general de PEMEX”. Los aplausos inundaron el lugar. Lo acompañaban en el podio el presidente del partido, César Camacho Quiroz, la secretaria general, Ivonne Ortega y Guillermo Deloya, presidente del I.C.A.D.EP.

Las fotografías no se hacían esperar, transmisiones en vivo, selfies y una gran cobertura en redes sociales mencionando que en el evento estaba el director de PEMEX…

Durante su intervención, Camacho Quiroz expresaba:

“Qué mejor manera de cerrar este ciclo de la Escuela de Cuadros que teniendo a uno de los pilares de la política económica y la política energética del gobierno… por eso el PRI se siente muy satisfecho, muy orgulloso y muy esperanzado por tener aquí a Emilio Lozoya, tiene principios y valores heredados de una familia…. Emilio además es un hombre cotidiano como ustedes y como yo, sí con lauros académicos en abundancia, pero es por sobre todo un hombre sensible, una persona llana y un ser humano que ha acreditado que no sólo es un hombre de la academia, un hombre el servicio público, es por encima de todo es un hombre de bien.”

Así se le presentaba ante una generación de jóvenes priistas que probablemente soñaban con un día estar en los más altos escalafones del poder y que en esa última sesión presencial tendrían la oportunidad de escuchar a Lozoya.

Al grito de “padrino, padrino, padrino” Emilio llegó al podio para obsequiar unas palabras a estos jóvenes a quienes dijo, deberían sentirse orgullosos de pertenecer al PRI: “mi abuelo fue priista, mi padre fue priista, yo soy un orgullosísimo priista y aquí tengo un hijo de 8 años que no sólo nació priista y que traje para que estuviera con ustedes…, concluyó el padrino de la generación.

A seis años de esta escena épica donde Emilio Lozoya era el orgullo del ejercicio del poder en el Revolucionario Institucional, hoy el contraste es devastador, o debería serlo para quienes lo presentaron aquella mañana frente a sus nuevos cuadros. Después de que se diera a conocer que el ex funcionario de la petrolera está implicado en la red de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht y el miércoles pasado un juez federal le dictara prisión preventiva justificada a petición de los fiscales, solo ha reinado el silencio en el PRI.

Emilio Lozoya | La CDMX

Segunda generación de cuadros del PRI.

¿Será que los jóvenes priistas de aquella segunda generación de la Escuela Nacional de Cuadros aún ven en él un ejemplo a seguir? ¿Acaso los expresidentes del partido y del extinto I.C.A.D.E.P. han cambiado su opinión respecto del exfuncionario? Seguramente el discurso ahora es otro pues tal como lo refiere Foucault, en los discursos actúa el poder, una forma de dominio del hombre sobre el hombre, pues verdad, saber y poder están relacionados. 

Alguna vez existió un hombre con tanto poder que todos enaltecían, de quien su partido político se sentía más que orgulloso, pero cuando ese poder se desintegró, por la sustitución de otro en el que ahora hay nuevos protagonistas, entonces el discurso también cambió, y con él las formas de pensar y actuar. En el PRI todos permanecen muy callados, pero se les olvida que el silencio también es una forma de comunicación.

Cinthia Archundia es comunicóloga política por la UNAM, analista política y especialista en marketing político. Su experiencia profesional se ha desarrollado en los sectores tanto público como privado realizando estrategias de comunicación; actualmente se desempeña como enlace de comunicación de CONAFE, Estado de México.

Sigue leyendo

#Opinión

El Impacto Económico del Amor y la Amistad

Alentar a la población a participar en el Día del Amor y la Amistad no es solo un acto romántico, sino un acto de responsabilidad cívica. Al apoyar a los comercios locales, contribuimos al crecimiento de nuestras comunidades.

Publicado

en

En el vasto universo de la economía, hay momentos clave que no solo se miden en términos monetarios, sino también en el latir de los corazones y la calidez de las relaciones humanas. El 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, no solo es un catalizador de emociones, sino también un motor crucial para la economía, afectando tanto a la formal como a la informal.

 

Foto: Barcelo.com

Foto: Barcelo.com

En la economía formal, el sector minorista es el primero en sentir la dulce embestida de este día especial. Flores, chocolates, tarjetas y regalos personalizados se convierten en los héroes de la jornada, impulsando las ventas y generando empleo temporal en la elaboración y entrega de estos productos. Los grandes almacenes, floristerías y chocolaterías florecen con la demanda, y el flujo de dinero se intensifica.

Por otro lado, la economía informal también encuentra su propia versión de cupido en esta fecha. Pequeños negocios locales, vendedores ambulantes y artesanos se benefician al ofrecer opciones más accesibles y personalizadas. Desde rosas en la esquina de la calle hasta regalos artesanales, estos emprendedores contribuyen a la derrama económica de manera significativa.

Foto EE: Archivo

Foto EE: Archivo

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) estimó que los comerciantes del pais en 2023 reportaron ventas por mas de 25.000 millones de pesos (1.344,8 millones de dólares), un 13 % más que la misma fecha de 2022.

En términos de productos más vendidos, no es sorpresa que las flores encabecen la lista. Los ramos de rosas rojas son la insignia del amor, y su demanda se dispara. Los chocolates, con su mezcla irresistible de dulzura y romanticismo, siguen de cerca. Tarjetas con mensajes conmovedores y regalos personalizados como joyería y perfumes también ocupan un lugar destacado.

En Atlixco, sembradores cultivado más de 200 mil macetas de tulipanes para el Día del Amor y la Amistad. (EFE)

En Atlixco, sembradores cultivado más de 200 mil macetas de tulipanes para el Día del Amor y la Amistad. (EFE)

Es vital comprender que más allá de las cifras y transacciones comerciales, el Día del Amor y la Amistad es un recordatorio de la importancia de las conexiones humanas en nuestra sociedad. La compra de un regalo no solo impulsa la economía, sino que también simboliza la expresión de afecto y aprecio, fortaleciendo los lazos sociales y emocionales.

Alentar a la población a participar en el Día del Amor y la Amistad no es solo un acto romántico, sino un acto de responsabilidad cívica. Al apoyar a los comercios locales, contribuimos al crecimiento de nuestras comunidades. Más allá de las cifras en un informe económico, este día nos recuerda que el tejido social se fortalece con pequeños gestos de amor y amistad.

Así que, en este 14 de febrero, invito a todos a regalar no solo productos, sino momentos y gestos que alimenten las relaciones humanas. El amor, expresado de manera auténtica, tiene el poder de impulsar nuestra economía y, al mismo tiempo, enriquecer nuestras vidas de maneras invaluables.

 

 

Y usted. ¿Qué opina?

Sigue leyendo

#Opinión

El agua en la Ciudad de México

Hace un par de semanas, el jefe de Gobierno de la CDMX hizo un llamado a la racionalización por la inminente crisis de agua.

Publicado

en

Hace unas semanas, el jefe de gobierno de la Ciudad de México hizo un llamado a la población en general con respecto a la racionalización del agua potable y la inminente escasez a la que nos enfrentamos.

De acuerdo con los registros del Sistema Meteorológico Nacional (SMN), al menos 14 de las 16 demarcaciones viven una “sequía severa”. Esto se suma a que actualmente el Sistema Cutzamala se encuentra en un 39.67 por ciento del 100% de su capacidad de llenado, debido a que hubo una disminución del 33.6% en la captación. En medio de esta escasez, la Conagua decidió recortar el caudal del Cutzamala a 800 litros por segundo. El Gobierno de Ciudad de México anunció el abastecimiento de agua por tandeo en 10 alcaldías para el primer bimestre del año y lanzó la plataforma “Agua en tu colonia” para que los habitantes consulten cuándo y a qué hora se habilita el suministro.

Son múltiples las causas que provocan sequías y escasez; entre el cambio climático, el crecimiento poblacional y con ello la demanda de servicios, la sobreexplotación del agua y la deforestación. El cambio climático que altera los patrones de precipitación es la causa antinatural, pero la causa real es la humana y por el momento se estima que 3.8 millones de personas en la ciudad viven sin agua.

La ciudad que en su momento fue rodeada de cinco lagos, tiene un rezago histórico en captación de recursos hídricos, sumado al mal manejo de aguas residuales, mantenimiento del sistema de agua potable y la sobre explotación nos tienen en este punto.

Si bien se emitieron una serie de acciones a efectuar por parte de la ciudadanía, lo cierto es que estas medidas quedan cortas frente a las acciones que tiene que tomar el gobierno, una deuda que no es reciente y una consecuencia que se ha arrastrado por diversos gobiernos. La seriedad del tema implica también que las medidas no se vean como medidas electoreras, ya que es un tema transversal que atañe a todas las personas de la ciudad.

Las elecciones en la ciudad para este 2024, tienen un entramado de complejidades, pero en términos de esta crisis, tenemos que ser más serios en las acciones que debemos tomar para el cuidado del agua a corto, mediano y largo plazo. Atender desde diferentes aristas que involucran como dicen los expertos una mejor gestión del suministro y no necesariamente se refiere a lo que siempre se ha dicho con respecto al mantenimiento a la infraestructura del sistema de agua potable o administración de la demanda, sino a una verdadera gestión de recursos y esta responsabilidad no debería recaer solo en la ciudadanía.

 

 

Sigue leyendo

#Opinión

Reformas a la presidencial: Bonita foto y nada más

Publicado

en

Recuerdo la primera vez que intenté prepararme una comida compleja. Era un adolescente que había visto una receta en un libro de cocina de mi madre y me pareció una fantástica idea aventurarme siendo un total novato en el asunto. Claramente el resultado no fue el esperado y no solo eso, me enfermé de manera notable del estómago por un pequeño detalle: sabía la esencia de la receta, pero no sabía qué implicaba cada paso ni cómo medir cucharaditas de sal (he ahí el error fatal). Una buena idea, pero una ejecución pésima, algo así como el grueso de reformas que ha propuesto el presidente López Obrador en días pasados.

Pensiones, comunidades indígenas, órganos de gobierno, medio ambiente y otros temas son relevantes, pero al analizarse las reformas, queda claro que a meses de cerrar la administración y con bajas posibilidades de aprobarse en el Congreso, la única brújula del presidente es fijar una agenda que le permita intervenir de manera directa en el proceso electoral.

Pensemos, por ejemplo, en la reforma de pensiones. Pensionar es bueno, sin duda. Nuestros adultos mayores merecen justa recompensa por el trabajo de toda una vida. Pero la propuesta que plantea es una falsa solución que resulta inoperante a mediano y largo plazo. Pretende dotar de recursos al Fondo de Pensiones del Bienestar por medio de dineros del Instituto Para Devolver al Pueblo lo Robado, de la extinción de fideicomisos, de ahorros por destruir órganos autónomos y por la venta de inmuebles federales es pura demagogia. Ingresos finitos, no recurrentes, no alcanzan ni alcanzarán si se pretender dar una solución realista al tema.

Desde el inicio de su administración, el presidente ha tenido toda legitimidad y poder para presentar reformas serias. No ahora. No así. No a las carreras, sin consenso y con un claro ánimo de seguir crispando y polarizando la discusión pública rumbo a la elección.

En política la forma es fondo. Y lo que vemos parece una jugada para alejar la discusión pública de los ya frecuentes escándalos de corrupción sobre los jugosos negocios de sus hijos; de preocupantes reportajes sobre dinero del crimen organizado en su campaña de 2006, que deja dudas sobre la influencia que estos puedan tener sobre su fallida estrategia de seguridad; y los altísimos índices de violencia que se viven en gran parte del territorio nacional, entre otros temas.

Las mieles del poder parecen ser demasiado dulces para algunos. Vemos un presidente reacio a sacar las manos del juego político electoral. Un presidente que nos recuerda a los años de Plutarco Elías Calles, Portes Gil y Ortiz Rubio. La oposición debe resistir caer ante el juego del presidente. Echó el anzuelo y espera que se enganchen, como es costumbre. Hasta ahora, el único que parece entender y plantear un contradebate serio y alterno es Movimiento Ciudadano.

Sigue leyendo
Anuncio publicitario

Facebook

Lo más visto