Síguenos en nuestras redes

#Opinión

¿Cómo influyes en tu realidad?

Los seres humanos tenemos la libertad de transformar lo que nos es dado o determinado, tenemos que resolver acerca de nuestro movimiento interno porque muchas veces llegarán a nosotros situaciones que no pedimos vivir.

Publicado

en

Ante los acontecimientos de salud y principalmente de violencia que hemos vivido durante los últimos años, nos hemos visto obligados a enfrentar la perdida de personas conocidas, familiares, amigos, y muchas veces también la pérdida del trabajo.

Esto ha ocasionado que en cada uno de nosotros se vivan diferentes emociones, quizá de tristeza, angustia, desesperanza, miedo, preocupación, impotencia, inseguridad, enojo, desilusión, y no es para menos. Estas situaciones son una realidad que nos acompañan día con día; te pregunto, ¿qué es lo que te ha tocado vivir? ¿Cómo estas viviendo en estos momentos? ¿Qué pensamientos son los que te acompañan, y cómo te estás sintiendo?

Un pensamiento de RilKe que me parece interesante, confrontativo y real, dice:

El que no acepta de una vez con resolución incluso con alegría, la dimensión terrible de la vida, nunca disfrutara de los poderes infalibles de nuestra existencia, quedara marginado y, a la hora de la verdad, ni vivo ni muerto”

Al leer este pensamiento me cuesta trabajo incorporar la palabra “aceptación de lo terrible”, es como no tener esperanza de vivir en un mundo mejor.

Hoy por la mañana llevé a mi nieta de 7 años a la escuela, en el trayecto me contó que estaba nerviosa por el simulacro que harían los niños; le pregunte si era un simulacro para saber que hacer en caso de un temblor y me contestó que no, que era para los balazos. En ese momento me sentí enojada y preocupada por lo que estaba sintiendo mi nieta, me dijo que ella no le tenía miedo a los simulacros de los temblores pero sí a este, me preguntó que si yo tenía miedo de las pistolas y le conteste que sí. Hace unas semanas, cuando estábamos jugando en su casa y escuchábamos cualquier sonido, me decía que si era para los balazos; es decir, para protegernos.

Me siento impotente para responderle; para decirle que sí, que estamos viviendo en un país donde hay temor por la violencia, que cada día hay muertos, feminicidios, desaparecidos, y a pesar de todo esto buscamos la manera de seguir adelante con la esperanza de que cambie.

¿Qué es lo que el autor nos querrá dar a entender con este pensamiento? La no aceptación de una de las dimensiones de la vida que los seres humanos experimentamos como la violencia, las dificultades, las pérdidas, etcétera.

Podríamos quedar atrapados y viviríamos nuestros días sintiéndonos ni vivos ni muertos.

¿Cuántas veces hemos vivido una tragedia que nos cuesta trabajo aceptar o nos mantenemos mucho tiempo detenidos? Sumergidos en nuestra subjetividad y en esos pensamientos que vienen a nuestra mente una y otra vez dándole vueltas a lo sucedido o con temor a lo que sucederá.

Los seres humanos estamos inmersos en la vida relacionando el contexto en el que vivimos con nuestros pensamientos. Muchas veces nos cuesta un tiempo comprender qué fue lo que sucedió, pero lo interesante de esto es que tenemos la capacidad de romper con los significados de hechos vividos; de influir en nuestra realidad mediante nuestro diálogo interno para poder liberarnos de esos universos de significación que nos mantienen en el sufrimiento o la victimización.

El diálogo interno es una herramienta poderosa porque posibilita la función de aceptar lo no aceptado a partir de la facultad de pensar, plasmar, decidir para poder transformar. Vygotsky señaló que el lenguaje es una manera de ordenar nuestros propios pensamientos sobre las cosas, un modo de organizar la percepción y la acción. Estar conscientes de nuestros pensamientos es un desafío que requiere voluntad, la voluntad para cambiar ese estado de malestar y ordenar nuestros pensamientos.

La observación ante los acontecimientos que vamos enfrentando día con día es una práctica que debemos de tener presente, estar atentos a nuestro pensamiento, ¿cómo nos estamos sintiendo? ¿Tranquilos, preocupados, temerosos? ¿Cómo nos estamos expresando ante lo que percibimos?

Los seres humanos tenemos la libertad de transformar lo que nos es dado o determinado, tenemos que resolver acerca de nuestro movimiento interno porque muchas veces llegarán a nosotros situaciones que no pedimos vivir; que no nos gustan y quizá no lo podamos resolver porque no está en nuestras manos, pero lo que sí está es decidir cómo queremos sentirnos.

En mi caso, cuando dejé a mi nieta en la escuela y la vi caminando hacia la entrada jalando su mochila con una actitud de preocupación o temor, me fui sintiéndome igual de preocupada que ella, me ardía el estómago, sentía temor, en esos momentos tanto ella como yo compartíamos las mismas emociones cada una en diferente lugar, ella en su escuela y yo de camino a su casa. Me di cuenta de lo mal que me sentía, confié y tomé la decisión de pensar que ella va a estar bien; en ese momento me sentí mas tranquila.

Esta es otra experiencia que viví hace algunos años: cuando mi papá murió sentía miedo porque pronto llegaría la navidad y él no estaría presente, pensaba que sufriríamos mucho mis hermanos, mi mamá y los nietos de mi papá; en ese momento que los pensamientos me invadían, tomé la decisión de que esta sería la mejor navidad, aunque él no estuviera presente.

Hablé con mi mamá y le dije que hiciéramos de esa una navidad inolvidable; lo compartimos con la familia y aunque sabíamos que estábamos sufriendo por su partida las cosas se acomodaron para que cada quien lo aceptara. Cuando llegó el día mí mamá había adornado la casa como nunca, llena de luces, todos estábamos contentos, nos sentamos a la mesa para cenar, el lugar de mi papá estaba vacío, pero los nietos comenzaron a echarle porras al abuelo, cada uno de nosotros desde nuestra propia subjetividad hizo presente al padre, al esposo, al abuelo y decidimos no padecer esos momentos en los que físicamente ya no estaba con nosotros durante la navidad, no como años atrás.

Meses después, con mis hermanas comentamos que cuando veíamos un colibrí pensábamos que era nuestro papá que nos venía a visitar y casualmente todas sentíamos lo mismo. Resignificamos la muerte de mi papá honrando su vida, ofreciendo lo que a él le hubiera gusta ver en navidad, que estuviéramos felices y lo recordáramos con amor. En estas dos situaciones que les compartí, la de mi nieta y la de mi padre, tomé la decisión de querer sentirme mejor, de no padecer estos sucesos; en algunas ocasiones ––según lo que me ha tocado vivir–– lo he logrado en poco tiempo, pero a veces no es tan fácil y me he tardado un poco más.

Los seres humanos tenemos la capacidad de construir nuestras realidades, repensar nuestra subjetividad; transformar nuestros significados para darle un sentido a la vida. Busca en ti ese pensamiento recurrente, observa cómo te hace sentir y reflexiona, en esta introspección quizás puedas darle un significado diferente al hecho que estas viviendo, quizás también el estar inmerso en la vida, el mundo tenga una respuesta para ayudarte a resignificar tu experiencia.

Seguramente habrá caminos y posibilidades que nos permitan desplegarnos y seguir adelante. Seligman (1990) nos dice que tenemos la posibilidad de aprender a ser optimistas, a superar los obstáculos que se nos presentan. Estudios han demostrado que cuando las personas creen que pueden, y tienen esperanza, salen más fortalecidos de aquellas situaciones difíciles que se están viviendo.

Como lo mencioné, en algunas ocasiones tardamos un tiempo en resignificar los acontecimientos difíciles, pero tenemos esa capacidad para construir realidades diferentes aun cuando sean muy dolorosas; reflexionemos nuestra subjetividad, el desafío es comprender que desde la reflexión podremos hacer un cambio, recuerden detenerse en estos dinamismos internos y dar la posibilidad de plantear nuevas realidades o como señala Rilke,

“quedaremos marginados y, a la hora de la verdad, ni vivo ni muerto”.

Norma Guzmán es master en terapia breve estratégica y desarrollo humano, y doctorante en desarrollo humano por la Universidad Motolinía del Pedregal. Ha sido docente en los niveles media superior y superior, destaca su desempeño en la Universidad Motolinía del Pedregal y en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Su experiencia profesional también se ha desarrollado como conferencista, capacitadora y psicoterapeuta en diversos ámbitos vinculados con instituciones sociales y educativas en México; así como en el sector privado.

Sigue leyendo

#Opinión

Votar en 2024: entre inflación y violencia

Aprovechemos esta oportunidad para votar por y para un país en el que podamos vivir en paz y prosperidad, para todos.

Publicado

en

La de 2024 será una elección atípica en varios sentidos. De acuerdo con el documento “Panorama Político Electoral 2024”[1] publicado este lunes por la consultora de asuntos públicos EPLOC, estarán en juego 629 cargos de nivel federal y 19,738 cargos a nivel local, un total de 20,367 cargos. En Guanajuato y Morelos, todas las candidatas a la gubernatura son mujeres, y en el resto de los estados de la República, salvo Puebla, hay una o dos mujeres candidatas que se encuentran a la cabeza en las encuestas.

Además, por segunda ocasión, se llevaran a cabo elecciones consecutivas para  presidencias municipales así como a los cargos legislativos a nivel federal y local, Los titulares de dichos cargos tendran la oportunidad de postularse nuevamente por el mismo partido y en el mismo distrito donde originalmente contendieron, que ante tanto chapulineo, será difícil que se cumpla. Se espera también el voto de los casi 620 mil residentes mexicanos en el extranjero, las personas en prisión preventiva y aquellas que se encuentran en estado de postración.

Pese a todas estas novedades, hay dos temas que siguen dominando la agenda en todas las entidades, tanto a nivel nacional, como local y estatal: seguridad y economía. Estos dos grandes temas paragüas engloban las preocupaciones de la ciudadanía, que exigirá cada vez más fuerte una respuesta y tendran que ser abordados por todas las candidaturas.

En lo que respecta al panorama económico, tenemos estabilidad y un crecimiento moderado, pero con altos niveles de inflación, la cual sigue siendo una de las grandes preocupaciones de la gente. La recuperación post-pandemia de COVID-19 ha dejado grandes estragos, incluyendo pérdidas humanas, rezagos en el sector salud y una economía que aún batalla para recuperarse.

Por el lado de la seguridad, el clamor ciudadano es más fuerte. Estamos a punto de cumplir 18 años del inicio de la guerra contra el narco y la militarización no ha logrado resolver los graves problemas de la inseguridad, el crimen organizado y el altísimo nivel de homicidios dolosos. Ya no es cuestión de lucha de poder entre bandas o de fuego cruzado con daños colaterales, sino también del peligro que enfrentan las personas candidatas a puestos de elección popular.

De acuerdo con el estudio de Data Cívica, “Votar entre balas”[2], entre 2018 y febrero de 2024 se han registrado en México 1,657 ataques violentos a personas vinculadas al ámbito político, incluidos candidatos, funcionarios, familiares, y equipos de campaña, principalmente a nivel local.

Este año se espera que finalmente se materialicen los avances derivados de varias reformas en nuestro sistema democrático, pero también sea probablemente, el año más violento para hacer política.  Aprovechemos esta oportunidad para votar por y para un país en el que podamos vivir en paz y prosperidad, para todos.

[1] https://pcsolutions.lat/publicaciones/2024/02/19/panorama-politico-electoral-2024/

[2] https://votar-entre-balas.datacivica.org/

 

Sigue leyendo

#Opinión

El Impacto Económico del Amor y la Amistad

Alentar a la población a participar en el Día del Amor y la Amistad no es solo un acto romántico, sino un acto de responsabilidad cívica. Al apoyar a los comercios locales, contribuimos al crecimiento de nuestras comunidades.

Publicado

en

En el vasto universo de la economía, hay momentos clave que no solo se miden en términos monetarios, sino también en el latir de los corazones y la calidez de las relaciones humanas. El 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, no solo es un catalizador de emociones, sino también un motor crucial para la economía, afectando tanto a la formal como a la informal.

 

Foto: Barcelo.com

Foto: Barcelo.com

En la economía formal, el sector minorista es el primero en sentir la dulce embestida de este día especial. Flores, chocolates, tarjetas y regalos personalizados se convierten en los héroes de la jornada, impulsando las ventas y generando empleo temporal en la elaboración y entrega de estos productos. Los grandes almacenes, floristerías y chocolaterías florecen con la demanda, y el flujo de dinero se intensifica.

Por otro lado, la economía informal también encuentra su propia versión de cupido en esta fecha. Pequeños negocios locales, vendedores ambulantes y artesanos se benefician al ofrecer opciones más accesibles y personalizadas. Desde rosas en la esquina de la calle hasta regalos artesanales, estos emprendedores contribuyen a la derrama económica de manera significativa.

Foto EE: Archivo

Foto EE: Archivo

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) estimó que los comerciantes del pais en 2023 reportaron ventas por mas de 25.000 millones de pesos (1.344,8 millones de dólares), un 13 % más que la misma fecha de 2022.

En términos de productos más vendidos, no es sorpresa que las flores encabecen la lista. Los ramos de rosas rojas son la insignia del amor, y su demanda se dispara. Los chocolates, con su mezcla irresistible de dulzura y romanticismo, siguen de cerca. Tarjetas con mensajes conmovedores y regalos personalizados como joyería y perfumes también ocupan un lugar destacado.

En Atlixco, sembradores cultivado más de 200 mil macetas de tulipanes para el Día del Amor y la Amistad. (EFE)

En Atlixco, sembradores cultivado más de 200 mil macetas de tulipanes para el Día del Amor y la Amistad. (EFE)

Es vital comprender que más allá de las cifras y transacciones comerciales, el Día del Amor y la Amistad es un recordatorio de la importancia de las conexiones humanas en nuestra sociedad. La compra de un regalo no solo impulsa la economía, sino que también simboliza la expresión de afecto y aprecio, fortaleciendo los lazos sociales y emocionales.

Alentar a la población a participar en el Día del Amor y la Amistad no es solo un acto romántico, sino un acto de responsabilidad cívica. Al apoyar a los comercios locales, contribuimos al crecimiento de nuestras comunidades. Más allá de las cifras en un informe económico, este día nos recuerda que el tejido social se fortalece con pequeños gestos de amor y amistad.

Así que, en este 14 de febrero, invito a todos a regalar no solo productos, sino momentos y gestos que alimenten las relaciones humanas. El amor, expresado de manera auténtica, tiene el poder de impulsar nuestra economía y, al mismo tiempo, enriquecer nuestras vidas de maneras invaluables.

 

 

Y usted. ¿Qué opina?

Sigue leyendo

#Opinión

El agua en la Ciudad de México

Hace un par de semanas, el jefe de Gobierno de la CDMX hizo un llamado a la racionalización por la inminente crisis de agua.

Publicado

en

Hace unas semanas, el jefe de gobierno de la Ciudad de México hizo un llamado a la población en general con respecto a la racionalización del agua potable y la inminente escasez a la que nos enfrentamos.

De acuerdo con los registros del Sistema Meteorológico Nacional (SMN), al menos 14 de las 16 demarcaciones viven una “sequía severa”. Esto se suma a que actualmente el Sistema Cutzamala se encuentra en un 39.67 por ciento del 100% de su capacidad de llenado, debido a que hubo una disminución del 33.6% en la captación. En medio de esta escasez, la Conagua decidió recortar el caudal del Cutzamala a 800 litros por segundo. El Gobierno de Ciudad de México anunció el abastecimiento de agua por tandeo en 10 alcaldías para el primer bimestre del año y lanzó la plataforma “Agua en tu colonia” para que los habitantes consulten cuándo y a qué hora se habilita el suministro.

Son múltiples las causas que provocan sequías y escasez; entre el cambio climático, el crecimiento poblacional y con ello la demanda de servicios, la sobreexplotación del agua y la deforestación. El cambio climático que altera los patrones de precipitación es la causa antinatural, pero la causa real es la humana y por el momento se estima que 3.8 millones de personas en la ciudad viven sin agua.

La ciudad que en su momento fue rodeada de cinco lagos, tiene un rezago histórico en captación de recursos hídricos, sumado al mal manejo de aguas residuales, mantenimiento del sistema de agua potable y la sobre explotación nos tienen en este punto.

Si bien se emitieron una serie de acciones a efectuar por parte de la ciudadanía, lo cierto es que estas medidas quedan cortas frente a las acciones que tiene que tomar el gobierno, una deuda que no es reciente y una consecuencia que se ha arrastrado por diversos gobiernos. La seriedad del tema implica también que las medidas no se vean como medidas electoreras, ya que es un tema transversal que atañe a todas las personas de la ciudad.

Las elecciones en la ciudad para este 2024, tienen un entramado de complejidades, pero en términos de esta crisis, tenemos que ser más serios en las acciones que debemos tomar para el cuidado del agua a corto, mediano y largo plazo. Atender desde diferentes aristas que involucran como dicen los expertos una mejor gestión del suministro y no necesariamente se refiere a lo que siempre se ha dicho con respecto al mantenimiento a la infraestructura del sistema de agua potable o administración de la demanda, sino a una verdadera gestión de recursos y esta responsabilidad no debería recaer solo en la ciudadanía.

 

 

Sigue leyendo
Anuncio publicitario

Facebook

Lo más visto