Síguenos en nuestras redes

#Cultura

Alebrijes: la pesadilla que se coló en el arte popular mexicano

Publicado

en

Cuidad de México, Méx., a 25 de octubre de 2021. (Redacción).-

Un Quijote sin su Sancho y un torero bien armado con su capote y estoque resguardan la entrada del taller de la familia de Felipe Linares, a quien se le adjudica la invención de los alebrijes.

Entre botes de pintura, papel maché, cartón y un sinfín de artefactos, el señor Felipe Linares hijo, con las manos llenas de engrudo seco y su ropa desgastada por los estragos de su oficio, platica del arte de la cartonería y detalla el origen de los alebrijes, figuras que ya se han vuelto una tradición en la cultura popular mexicana.

En 1936 a mi papá le dio una úlcera gástrica que lo puso muy enfermo, en sus alucinaciones por la enfermedad, nos contaba que veía animales raros que le gritaban ‘¡Alebrije, alebrije!’”

Cuenta Felipe que al despertar su padre se encontró con la sorpresa de que estaba a punto de ser velado, pues su padecimiento era tan serio que en su familia lo daban por muerto y ya preparaban su funeral.

Convaleciente, intrigado e inspirado por sus visiones durante el trance, tomó la decisión de reproducir aquellas figuras oníricas para venderlas y, aunque en un principio -platica entre risas- “nadie le quería comprar por raras y feas” pues eran de un color completamente negro, poco a poco se fueron popularizando al punto de que el mismo Diego Rivera le compró tres alebrijes, uno de ellos, incluso, se exhibe en el Museo Anahuacalli.

Fue entonces que decidió darle color a su obra y con la modificación llegó el auge. Sus piezas fueron buscadas por museos, por galerías de arte y también, a mediados del siglo pasado, lograron rebasar las fronteras del país pues llegaron a exhibirse en París. Estos logros le permitieron hacerse del Premio Nacional de Artes y Ciencias de México en 1990.

“El primer alebrije que vendió mi papá fue en 1947. El director del Museo de Artes e Industrias Populares lo vio y le preguntó que qué era eso, y mi papá le dijo que era algo que él había inventado y era algo que soñó cuando estuvo muy enfermo”.

A los alebrijes cada vez más perfeccionados, se le sumaron otras piezas como las calaveras o los judas, y en todas ellas se nota el amor, la pasión y el talento de estos orgullosos capitalinos del barrio de la Merced Balbuena.

Felipe Linares, quien desde los diez años sigue los pasos de su padre, y sus hijos continuaron el legado del artesano Pedro Linares fallecido en 1992. Esa herencia artística ya representa una tradición que se ha hecho popular desde hace varios años en los desfiles del Día de Muertos en la Ciudad de México en los que han participado con sus obras en tres ocasiones.

Con un brillo en sus ojos, al recordar sus primeros años como artesano del cartón, Felipe comenta: “Desde los diez años me dedico a esto. Yo primero le ayudaba a mi papá a hacer los judas que se queman en Semana Santa y los sombreros del 15 (de septiembre) ya después con las calacas y los alebrijes, terminé saliendo mejor que él pintándolos”

Al preguntarle sobre la complejidad que implica la creación de las esculturas, dice que “tienen su chiste. Unas son más fáciles que otras. Por ejemplo, para una calaca que lleva rifles o espadas o que va vestida, uno se tarda hasta diez días” y agrega que la práctica y la constancia en su trabajo “hacen que se agarre más experiencia y a veces ya es más fácil trabajar el engrudo y el papel”.

Estas artesanías que se preservan hoy después de tres generaciones que se han encargado de perfeccionar las esculturas, además de desfilar por las principales avenidas de la ciudad, han sido llevadas a la pantalla grande en películas como la icónica “Macario”,  de Roberto Gavaldón, la adaptación del cuento “¿No oyes ladrar los perros?”, de Juan Rulfo,  o la exitosa producción de Disney, “Coco”.

Sin embargo, un documental producido y dirigido por la cineasta Judith Bronowski fue el que catapultó el trabajo de los Linares a la fama internacional, por lo que se llenan de orgullo.

“Yo estoy muy orgulloso de haber aprendido de mi padre la cartonería y hacer lo que él hacía y de haber hecho cosas un poquito mejores. Ya que aprendí de él, luego mis hijos también aprendieron. Hemos trabajado para películas y he ido a otros países a enseñarles a hacer alebrijes a los niños en Estados Unidos, también fui a Suiza, Francia, Escocia y Canadá”.

Aunque este año no participarán en el tradicional desfile de Día de Muertos en la Ciudad de México, el público podrá apreciar sus obras en la ofrenda de Día de Muertos del Museo Dolores Olmedo, en el que será el Parque Urbano Aztlán, en Chapultepec, donde estaba la Feria, con el tema “Ofrenda a nuestros antepasados” a partir del 29 de octubre, y donde se exhibirán entre 180 y 200 calaveras directamente del linaje de la familia Linares.

Sigue leyendo

#CDMX

Compañía Nacional de Danza de la CDMX dará presentación gratuita en la Benito Juárez.

Publicado

en

Cuidad de México | 30 de noviembre de 2021. | Redacción.-

¡Que no se te pase!

Las fiestas decembrinas están a la vuelta de la esquina y como no imaginar un diciembre sin “tutus”, ballet y música clásica.

La Compañía Nacional de Danza de la Cuidad de México ofrecerá una función gratuita en la explanada de la alcaldía Benito Juárez este próximo fin de semana.

Presentarán una #GallaDeBallet que incluyen fragmentos de obras clásicas como “El Cascanueces”, “El lago de los cisnes”, “El corsario”, “Don Quijote”, y “La esmeralda”.

No lo pienses y lánzate a disfrutar de esta actividad al aire libre llena de “tutus” y música clásica para chicos y grandes.

Acá te decimos más información:

Lugar: Explanada de la Alcaldía Benito Juárez.

Fecha: Sábado 4 de Diciembre de 2021.

Costo: El evento es totalmente gratuito.

Se solicita el uso de cubrebocas obligatorio.

Sigue leyendo

#CDMX

Eale: Australiana afirma que Central Park es la versión “chafa” de Chapultepec

Publicado

en

Cuidad de México | 29 de noviembre de 2021. | Redacción.-

Toma eso, país vecino (sin ofender, claro)… Dicen por ahí que uno no sabe lo que tiene hasta que alguien más lo aprecia y no cabe duda que eso aplica con el cumplido que una mujer australiana le hizo al Bosque de Chapultepec, lugar que la mayoría ha visitado para dar la vuelta, besarse con el novio/a (nos han contado), ver ardillas, etc.

Ya sea por su lago, sus áreas verdes y demás zonas conocidas (algunas de ellas que incluso guardan historias de terror), el Bosque de Chapultepec es uno de los lugares favoritos de los chilangos cuando de pasear –sin mucho presupuesto– se trata. Sin embargo, parece que también es uno de los atractivos turísticos más queridos por los extranjeros.  

Una mujer australiana dijo que el Bosque de Chapultepec es mejor que el Central Park

Para muestra de ello tenemos lo que recientemente dijo la usuaria @itbends, quien a través de su cuenta de TikTok dio a conocer su punto de vista sobre el famoso Central Park, uno de los parques urbanos más famosos en Nueva York (de hecho podríamos decir que de todo Estados Unidos) el cual calificó como una versión chafona de nuestro bello Bosque de Chapultepec.  

No es broma. Aunque acá muchos le hacen fuchi y no les gusta visitarlo, la usuaria de TikTok posteó un video en el que asegura que Central Park no tiene nada de maravilloso e incluso llega a ser aburrido si es comparado con el bosque de Chapu, uno que por cierto es de los bosques urbanos más antiguos y populares de Latinoamérica (pa’ que se den un quemón).

Afirma que el bosque en Nueva York es más aburrido si lo comparamos con el de Chapultepec

“La única comida que encontré fueron pretzels, la cosa más seca del mundo. Más cerca de cartón que comida” dice la tiktoker australiana después de afirmar que Central Park es una copia chafa del Bosque de Chapultepec. No sólo por la comida, sino porque además allá casi no hay otras atracciones.

“Un chingo de pasto, un puente, rascacielos… pues Reforma tiene muchos, weyes tocando, chemos tomando. La verdad muy aburrido” dice la mujer de Australia al reafirmar su punto. Uno que por supuesto apoyamos al 100%. Acá les dejamos el video donde la inteligente @itbends nos comparte su punto de vista sobre el Bosque de Chapultepec:

@itbends

Mejor no vayan a Central Park, Chapultepec trae mucho más ambiente #chapultepec #chapultepeccdmx #chapultepeccastillo #turismocdmx #nuevayorktiktok

 

♬ original sound – It Bends

¿Y pues quiénes somos nosotros para contradecirla?

@itbends se ha ganado el cariño y aplausos de varios mexicanos que comparten el mismo punto de vista, pues algunos aseguran que muchos de nuestros compatriotas nomás’ le hacen el feo al Bosque de Chapultepec porque tienen un concepto que les venden las películas y series de televisión. Uno que además está bastante alejado de la realidad. ¿Ustedes qué opinan al respecto?

Sigue leyendo

#CDMX

The Whitest Boy Alive: las mañanitas para Erlend cerraron una tarde perfecta

Publicado

en

Cuidad de México | 22 de noviembre de 2021. | Redacción.-

Esta edición del Corona Capital fue extraña. Y estamos seguros que “extraña” se queda corta frente a la montaña de emociones y experiencias que se vivieron durante los dos días del festival. Algunas cancelaciones cambiaron por completo el primer día de actividades, se sumaron actos un tanto improvisados, el público se sometió a un sol insoportable y sin previo aviso, llovió.

Para la segunda tanda programada para el domingo, hemos de confesarles que pensamos que las cosas iban a ser “diferentes”. Primero, le apostamos a que habría más gente frente al anuncio del canje gratuito y considerando, además, el enorme fanbase de la banda seleccionada para cerrar la edición. Pero no. El festival se sentía un poco vacío, y cuando íbamos con extrañeza y los ánimos desencajados por la situación, llegaron los Whitest Boy Alive a salvar el día.

The Whitest Boy Alive

Llegamos al escenario Corona Cero, y ya estaba atascado. Y a diferencia del escenario Corona que resguardó desde que abrieron las puertas a las y los fans de Twenty One Pilots, este escenario estaba lleno de personas que habían esperado 10 años para volver a escuchar a Erlend Øye en compañía de la banda berlinesa.

Pues bien, nuestros sueños se hicieron realidad y en punto de las 5:20 pm del domingo 21 de noviembre, The Whitest Boy Alive arrancó con “Keep a Secret” con el anuncio del vocalista el mismo día de su cumpleaños. Se levantaron los celulares para grabar el momento, pero sobre todo, para atesorar la dinámica tan efectiva que hay entre el cantante y el resto de los integrantes, la cual se proyecta de manera directa con el público.

A esta le siguió, si mal no recordamos, “High on the Heels” donde empezó lo bueno. Eso quiere decir que Erlend comenzó a interactuar con el público para que aplaudiera, moviera los brazos, gritara, coreara o incluso guardara silencio para reventar las bocinas con varios momentos memorables (musicalmente hablando) en su set.

La sinergia con el público

¿Esto qué quiere decir? Que Erlend se detuvo poco para platicar más allá de los agradecimientos y una pequeña intervención para contar sobre la primera presentación en vivo en la Ciudad de México de “Serious”… pero ahorita llegamos eso. The Whitest Boy Alive no se detuvo entre canciones y lograban conectarlas extendiendo las melodías, las cuales, evidentemente, las tienen dominadas.

Verlos tocar juntos, emocionarse con sus “extensiones” y reventar el escenario con un público eufórico, fue lo único que pudo levantar los ánimos del domingo por la tarde. “Timebomb” y “Golden Cage” fueron las que sentaron las bases de esto que mencionamos. Luego sonó “Fireworks” para dar paso a dos de sus canciones más populares: “Intentions” y “1517”.

Erlend Øye, vocalista de The Whitest Boy Alive / Foto: Stephania Carmona / @undercoverfanny

Hasta aquí, la audiencia ya estaba rebasada por la presencia de la banda después de 10 años de ausencia. Aunque para muchos representó el primer acercamiento de un grupo que rompió la escena en la primera década, quebró y volvió reconociendo al público que tienen y que les es fiel después de tanto tiempo.

Hace rato les contábamos que Erlend hizo una pausa para presumir que estaban próximos a tocar en vivo su más reciente sencillo “Serious” de 2020. La gente escuchó y se distrajo, pero fue entonces cuando le dieron entrada a “Island” con un cierre espectacular de luces rojas que nos llevó hasta arriba. Fue así que llegó lo que todo mundo (o al menos la mayoría) estaban esperando…

Burning

“Burning”. Al cierre de la anterior, Erlend nos pidió que aplaudiéramos al ritmo de la batería. Durante una sesión relativamente larga, comenzaron a escucharse los acordes de “Burning”: “So many people telling me one way. So many people telling me to stay. Never had time to have my mind made up caught in a motion that I don’t wanna stop“.

La gente estaba grabando, bailando o ambas y Erlend dijo “Arriba, arriba” para invitar a que todos aplaudiéramos con los brazos levantados. Se sostuvo así por un buen rato hasta que la batería reveló que venía la parte buena de la canción con un show de luces que rompió con la calma que siempre supone cualquier banda en la que participe Erlend. Para escribir este texto, volvimos a ver el video de la canción… y no le hace justicia a la emoción de aquellos 4 minutos y cachito de gloria.

No necesitamos ni una pizca de valentía ni nada por el estilo para entrarle a “Courage”, la cual cerró una tarde espectacular. Fue impresionante ver la emoción del público con una banda que más allá de una rola, lleva casi 11 años en el limbo. ¿Por qué estábamos ahí y por qué nuestra obsesión con Erlend y The Whitest Boy Alive?

“Las mañanitas” para Erlend

No es una repuesta definitiva, pero en realidad, los Whitest atascaron su escenario porque nos recuerdan que poco es mucho y muy a la Juan Rulfo, llegará el momento de algo nuevo a su debido tiempo. Nos bastan estas canciones, pues permanecen entre lo mejor que hemos escuchado.

Para cerrar su presentación, Erlend hizo una señal mientras a la lejanía, se escuchaba un intento de “Las mañanitas” por parte del público. Pero pronto el ruido se selló con la sorpresa de la banda y un pastel que le dieron al cantante para que apagara las velas mientras coreaban “Happy Birthday”. Erlend mordió el pastel, sonrió y salieron del escenario.

El público, casi de manera inmediata y monótona, miró a otra dirección para dirigirse a cualquier otro escenario donde estuviera sonando algo.

Acá les dejamos el momento en el que le cantaron “Happy Birthday” a Erlend con motivo de su cumpleaños número 47. Un detalle lindo es que un par de fans le llevaron globos que si bien nunca tomó, sí aparecieron en las pantallas para hacer aún más divertida –y memorable– su presentación en el Corona Capital 2021.

Sigue leyendo
Anuncio publicitario
Anuncio publicitario

Facebook

Lo más visto