UPREZ – Morena lucra con la educación mexiquense

Ciudad de México, 18 de junio de 2018 (Redacción).-  El Negocio redondo al que se ha dedicado UPREZ – Morena  es un negocio redondo pues, se trata de la construcción  de escuelas sin reconocimiento oficial en zonas urbanas de escasos recursos del Estado de México.

De acuerdo con Felipe Rodríguez, dirigente de esta organización, tienen centros de desarrollo infantil, primarias, secundarias, bachilleratos y universidades; unos cien planteles en total.

Sin embargo, 70 por ciento de éstos no cuenta con reconocimiento oficial y aún peor son las condiciones de los inmuebles ya que estas son deplorables, por lo que están en riesgo de perder su ciclo escolar unos cinco mil estudiantes de todos los niveles.

Alberto Curi Naime ex secretario de Educación del Estado de México, antes de dejar su cargo, alertaba a los mexiquenses sobre la existencia de escuelas patito que son creadas por UPREZ – Morena, y aunque “ha solicitado las autorizaciones para sus escuelas, ubicadas en Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, La Paz, Chalco, Atlautla y Texcoco”, no se les ha otorgado debido a que no cumplen con los requisitos que pide la ley para poder operar, por lo que sus alumnos no tienen la posibilidad de recibir la documentación que acredita sus estudios.

De acuerdo con un análisis de la Secretaría de Educación mexiquense, del centenar de escuelas de la UPREZ, las más redituables son las 17 preparatorias ya reconocidas, que en el ciclo 2011-2012, sólo por inscripción anual dejaron una ganancia de 12 millones 614 mil 600 pesos. Y todavía faltan los 12 bachilleratos no reconocidos.

Incluso cuentan en Nezahualcóyotl con una universidad ya reconocida, de la que casualmente es rectora Elizabeth Nava, esposa de Felipe Rodríguez.

Carlos “N”, padre de familia de un estudiante de la Preparatoria 115 Emiliano Zapata UPREZ, afirmó que, aprovechando las necesidades académicas, la UPREZ crea nuevos grupos o escuelas sin autorización oficial.

Para luego buscar el reconocimiento oficial presionando a la autoridad educativa mediante plantones y marchas en las que participan los propios “estudiantes y padres de familia, incluso niños de kínder y primaria”.

El padre de familia indicó que “el aumento de estudiantes los obliga a contratar maestros, en ocasiones con títulos falsos, quienes para ser aceptados tienen que afiliarse a la organización, pagar su cuota mensual y participar obligatoriamente en las marchas y los mítines”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: