Un cómic de “empoderhadas” para desaprender estereotipos

Ciudad de México, 22 de noviembre de 2018 (Milenio). – La vida de Moderna de Pueblo no empezó con un “Érase una vez”. A pesar de ser parte de la generación que creció influenciada por el mundo Disney, con los años la ilustradora española se dio cuenta de que no quería un final de cuento de hadas.

En entrevista con MILENIO, Moderna de Pueblo nos cuenta cómo pasó de ver una y otra vez esas películas de fantasía, a crear Idiotizadas. Un cuento de empoderhadas.

“Las princesas Disney han sido un gran referente para nuestra generación; recuerdo ver las películas en loop con mis hermanas a un nivel que se te incrustan en el cerebro.

“Al mismo tiempo que crecía con estas películas, veía en mi casa una realidad que no quería: casarme, tener hijos y quedarme en casa, como se supone que te vendían esas historias, ese ‘qué bien, se ha casado y todo termina bien’, pero yo veía que después del The End empezaba algo que no me gustaba nada”.

Su nombre real es Raquel Córcoles, pero a través del personaje de Moderna ha contado un poco de su historia y ha desaprendido sobre aquellas etiquetas y comportamientos en los que se encajona a las mujeres simplemente por razones de género.

“Hay un montón de cosas que te han enseñado miles de veces y que luego repites tú. Cuando pasé de ver esas enseñanzas como algo positivo a lo peor que le puedes decir a una amiga fue un shock”.

“Tardé cuatro o cinco años en sacar un nuevo libro; me costó mucho encontrar una historia que contar. Sabía que el tema del libro sería un despertar feminista, de repente vi —de unos años para acá— que había cambiado mucho gracias al feminismo, había despertado de esos hechizos e historias de Disney y pensé que ésta era una manera de conectar con toda nuestra generación y una oportunidad para analizar de dónde venían nuestras idiotizaciones”.

Zorricienta, Gordinieves y la Sirenita pescada acompañan a Moderna mientras desaprende sobre el estándar de belleza, las normas impuestas sobre la conducta de una mujer, la edad adecuada para formar una familia… Esos comportamientos que, se supone, deberían tener ellas en la sociedad, pero que en realidad provienen de una cultura dictada por hombres y no hacen más que reproducir incansablemente la violencia hacia las mujeres.

“Hace años sólo nos fijábamos en obviedades, cosas que estaban a la vista de todos, como que la madre está relegada al hogar, no tiene poder de decisión o se siente desvalorizada. Ahora nos damos cuenta de la culpabilización de la mujer en los casos de violación, como lo que ocurrió con la manada en España o los Porkys aquí en México”.

La ilustradora afirma que nunca es tarde para voltear hacia el feminismo: “A veces sientes que no eres lo suficientemente feminista; yo tengo un artículo que se llama “Mis viñetas más machistas”. Sin embargo, aunque haya hecho cosas machistas en esa época yo me considero feminista desde que le dije a mi padre: ‘oye, también puedes ayudar a sacar los platos de la mesa, no hace falta que siempre esperes a que sea mamá’”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *