Trump aprueba el uso de fuerza letal y amenaza con cerrar la frontera con México

Ciudad de México, 23 de noviembre de 2018 (Milenio). – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con cerrar la frontera con México si la situación se sale de “control”, en referencia a la crisis desatada en la zona con la llegada de la caravana de inmigrantes centroamericanos. Inclusive autorizó a los soldados a utilizar fuerza letal “si tienen que hacerlo”.

“Si se llega a un nivel en el que perdemos el control o personas pueden resultar heridas, cerraremos el ingreso al país por un período de tiempo”, dijo el mandatario. “Me refiero a toda la frontera. México no podrá vender sus automóviles a EE.UU.”, agregó. Trump hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en su club de golf de Florida, donde envió buenos deseos a los militares estadounidenses que están de servicio en todo el mundo.

No es la primera vez que lanza amenazas de este tipo. A mediados de octubre, en plena campaña para las elecciones de medio mandato, advirtió que impediría que la caravana de inmigrantes centroamericanos ingrese a su país si México no era “capaz” de detener lo que denominaba un “asalto”.

Ayer, el presidente estadounidense agregó que autorizó a los cerca de 5.900 de soldados que desplegó en la frontera sur que utilicen fuerza letal contra los migrantes “si tienen que hacerlo”. Según dijo, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, “está ahí, tratando” de determinar esas cuestiones. “Espero que no lo tengan que hacer, pero “no tengo opción porque tratas con gente ruda”, apuntó.

En forma previa a sus palabras, la la Casa Blanca había informado también sobre esa autorización, que generaba cierta inquietud. Si bien las declaraciones de Trump y la Casa Blanca coinciden, se contraponen con la posición del Pentágono.

El secretario de Defensa, James Mattis, aclaró que los militares desplegados en la frontera sur no llevan “armas de fuego”. “Ni siquiera están llevando pistolas, así que, relájense. No se preocupen por ello, ¿de acuerdo?”, dijo Mattis el miércoles horas antes de la rueda de prensa de Trump.

Hasta ahora, los militares solo podían usar la fuerza contra los inmigrantes en defensa propia, pero la autorización de Trump abre la puerta a que puedan emplearla para “proteger” a agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Trump volvió a argumentar que entre los migrantes se encuentran numerosos criminales y “personas terriblemente peligrosas”, sin ofrecer pruebas. “No entrarán. No dejaremos entrar al país a criminales”, remarcó.

La amenaza llegó días después de que un juez federal frenara un decreto donde el mandatario estipulaba que nadie puede solicitar asilo a menos que lo haga en un punto de ingreso oficial. La medida, adoptada por un magistrado de California, habilitó de esta manera a los inmigrantes ilegales a reclamar ese beneficio, lo que fue un golpe para la dura política implementada por el gobierno.

Ayer, el magnate inmobiliario salió a responderle. “Es una cosa terrible que los jueces te digan cómo tienes que proteger la frontera. Es una desgracia”, señaló.

Desde hace semanas Trump critica con dureza a las tres caravanas de migrantes de centroamericanos que atraviesan México. En su mayoría huyen de la miseria y la violencia en sus países de origen, especialmente Honduras y Salvador, y quieren pedir asilo en Estados Unidos.

El mayor grupo, con 4.700 migrantes, llegó hace días a la ciudad fronteriza de Tijuana, y están esperando para poder ingresar a territorio estadounidense. La situación en la zona, militarizada en toda su extensión, es de gran tensión.

El lunes el tránsito vehicular y uno de los acceso peatonales estuvieron cerrados durante algo más de tres horas en el concurrido punto de cruce de San Ysidro, que da a San Diego. Durante ese lapso se instalaron mallas metálica y “concertinas”, un controvertido alambre de púas que causa graves cortes y lesiones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*