Síguenos en nuestras redes

#CDMX

Taquero o barrendero: Los trajes más chidos que encontramos para el Niño Dios en La Merced

Si ya saben cómo somos los chilangos… ¿Pa’ que nos invitan a hacerles trajes a los niños dios? En serio no conocemos límites.

Publicado

en

Cuidad de México | 02 de febrero de 2022. | Redacción.-
El huachicolero. El doctor covid. El taquero. El inmigrante… No, no estamos jugando lotería, esos son algunos de los trajes para niño dios que encontramos en la Meche. ¿Ya los has visto?

Para algunos hogares el Día de la Candelaria no sólo se trata de echar la tamaliza, sino que también existe la tradición de vestir al niño dios para ‘intencionarlo’ o como agradecimiento. Normalmente se utilizan ropones, chambritas o vestidos muy elaborados —los de quinceañera se quedan cortos—, pero el ingenio de los mexicanos se ha hecho presente y ahora es posible encontrar ofnis más modernos e inusuales.

Obviamente este tipo de trajes para niño dios han provocado el enojo de algunos chilangos que lo ven como una ofensa máxima. Hijole, que ni se enteren del pasito perrón. Pero también han motivado la creatividad de los marchantes que trabajan confeccionando y vendiendo todo lo necesario para alistar a las bendis. Si ya saben cómo somos los mexicanos, para qué nos dan cuerda.

657 647

La romería de los niños dios

En el Centro Histórico, justo en la zona de la Merced, es donde se lleva a cabo la romería de los niños dios desde hace más de 60 años. De cajón, en la calle de Talavera se encuentran concentrados los negocios dedicados a confeccionar ropones, pero como la Candelaria es la celebración más importante, en las calles aledañas de Jesús María, Manzanares, Alhóndiga y Venustiano Carranza se monta un enorme tianguis para satisfacer la demanda en estas fechas.

Las madrinas cargando a los niñitos y los gritos de los vendedores ofreciendo ropones nos dan la bienvenida a la tierra de las chanclitas doradas, alas, ropones, calcetines y cobijas de bebé. Aquí la mayoría de los puestos son familiares, toda la familia trabaja en el y se va pasando de generación en generación. Además, cada uno tiene su especialidad, mientras unos venden la vestimenta, otros tienen zapatos, accesorios o incluso se dedican a la reparación de los niñitos.

Por ejemplo, sobre la calle de Jesús María se encuentra lo que nosotros llamamos “el hospital de niños dios”, ya que aquí están los artesanos encargados de la reparación de aquellos que sufrieron un accidente. Eso sí, también hay algunas madrinas vanidosas que les dejan a sus niños sólo para que les den una manita de gato: ojitos más brillosos, chapitas más rosadas, todo sea por dejarlos lo más guapos posible.

657 636

Trajecitos para todos los gustos y presupuestos

Más adelante comienza la oferta de diferentes modelitos para vestir a las bendis. Hay para todos los bolsillos y para todos los gustos, cualquiera sale con un ofni perrón, sólo hay que buscarle con paciencia entre los cientos de opciones disponibles. La mayoría de los trajes son clásicos, ya saben, ropones como de fiesta, así que hay que abrir bien los ojos para cazar las joyitas del ingenio mexicano.

Nuestro primer hallazgo fue en Manzanares esquina con Jesús María, donde encontramos a Yamil, quien ha decidido incursionar con mamelucos de colores. “Hacemos vestidos porque muchos no quieren cambiar, pero ya también hay señoras que se les hace bonito ponerles el mameluco de peluche como si fueran bebés”, nos platica mientras señala algunos mamelucos de muestra. Muy kawaii esto de los trajes peluditos.

Niñitos taquero, huachicol y doctor covid

Siguiendo el recorrido llegamos a Talavera, la calle con negocios dedicados al niño dios durante todo el año. Justo a la mitad se encuentra Creaciones Guadalupe, un local que llama la atención por su aparador con niñitos vestidos de doctor covid, taquero y hasta estudiante. ¿Khé? Así como lo leen, es imposible no entrar a echar una mirada curiosa ya que estos trajecitos resaltan entre los ropones por su creatividad.

Adentro se pueden ver más niños dios de diferente tamaño, estilo y uniformados de distintas profesiones y oficios; todos perfectamente acomodados en los estantes y a la vista de las madrinas que llegan a preguntar por el precio de la diminuta ropa. Guadalupe González es la mente detrás de tan ingeniosas vestimentas. Hace 21 años abrió su negocio y decidió poner en práctica todo lo aprendido en la escuela de diseño de modas para crear trajecitos que conecten emocionalmente con sus clientes.

657 645

Pese a que muchos lo ven como una ofensa, las vestimentas que confecciona Lupita son un tributo respetuoso y nacen de peticiones íntimas. Sin entender el contexto, los trajecitos podrían causar carcajadas —es válido, imagínense al bebé taquero o al mariachi—, pero lo que hay detrás son las historias de sus clientes, quienes buscan un poco de paz y depositan su fe en los niños dios. Por lo que nos cuenta Lupita, estas creaciones surgieron hace apenas unos años y fue de chiripa:

Todo comenzó con el del huachicol, ese fue el primero y salió cuando fue el incendio grande de Puebla [2019] en el cual se devastaron muchos. Ahí murieron 3 integrantes de una misma familia, uno de ellos era el marido de la muchacha que me pidió el diseño. Ella me trajo una camisa del marido y un pantalón de mezclilla. Con esa ropa confeccioné el trajecito del huachicol para vestir a su niño.

La neta uno no se imagina que detrás del niño dios huachicolero habría una historia como esa. ¿No? El punto es que a raíz de ese trajecito, Lupita comenzó a recibir más peticiones especiales, las cuales atienden a las creencias de los mexicanos, según nos platica. “Es fe. Para pedir trabajo, para pedir que mejore la economía, para que no falte salud, para encomendar tu trabajo. El chef, por ejemplo, es porque mi hija que estudió eso, se lo regaló a su profesora”.

Viviendo la nueva normalidad

Por supuesto que el covid no sólo llegó a modificar nuestras rutinas, sino que se abrió lugar en cualquier aspecto de la vida, desde los memes, hasta la vestimenta de los niños dios. Hace unos años jamás lo hubiéramos imaginado de la llamada nueva normalidad.

Desde el año pasado Lupita incorporó el doctor covid a sus trajecitos, ya que comenzó a ser muy solicitado. “Este ha sido de los más vendidos, son los que piden salud o los que sobrevivieron al covid o incluso en honor a los que se murieron de esa enfermedad”. ¡Misterio resuelto! De aquí surgieron los populares trajes de doctor con careta y mascarilla, que inundan los puestos de la romería.

Además de este pequeño doctor también hay trajes disponibles de marinero, barrendero, taquero, reportero, mesero, policía… ¿Por qué? Se trata de intencionar el trabajo para que haya buena fortuna en lo laboral, como si fuera un ritual. Incluso hay un estudiante, el cual recomendamos para aquellos que quieren titularse y no’más no lo logran. ¿Cuántos les mandamos, chilangos?

Eso sí, aquí no hay cabida para peticiones como un traje de superhéroe ni de Pokémon, dice Lupita. “Nuestro trabajo lo intencionamos a dios, así que sólo hacemos profesiones y oficios que nos piden. Todo es respetuoso”. Aún así no se ha salvado de algunos trabajos muy peculiares, como el de Malverde, conocido en el norte como el Robin Hood mexicano y también venerado como el santo patrono de los narcos.

Trajes a la medida

Como ya les platicábamos, en Creaciones Guadalupe hay varios trajecitos listos para llevar a casa, esto se debe a que han sido de los más populares y pedidos por las madrinas que llegan a su local. De hecho, mientras fotografiamos algunos niños, un par de marchantas compraron trajes de militar, estudiante y policía. Pero si lo que buscas no se encuentra en los aparadores, no te preocupes, que Lupita se encarga de hacerlo realidad.

Crear desde cero el traje de una profesión toma entre una y dos semanas dependiendo de la cantidad de detalles del trabajo. “Para los moldes nuevos me tardo alrededor de dos semanas depende de la dificultad. Cada uno lleva bolsita, corbata, pechera, gorrito y sus accesorios especiales”, menciona, “como el estilista, que lleva su cangurera con todo lo que utilizan para peinar”.

A diferencia de los ropones de santos, vestir a un niño dios con un trajecito de profesión es más económico ya que no llevan muchos adornos dorados, pedrería, bordados, ni encajes. “Son telas clásicas, sencillas, que se confeccionan como ropa. Más que nada es un trabajo de inteligencia”.

La creatividad para la hechura lo es todo: ingeniárselas para recrear los uniformes de cada profesión, conseguir los accesorios en el tamaño necesario y darle su toque personal es parte de la chamba que lleva a cabo Lupita y su familia. Pese a que son trabajos únicos, los costos no son muy elevados. Para que se den una idea, vestir a un niño dios grande, de 80 cm, cuesta alrededor de $200 pesos.

Cada una de las piezas confeccionadas aquí, en Creaciones Guadalupe y en la romería, son trabajos manuales hechos de corazón por hábiles manos chilangas. Desafortunadamente las ventas están a la baja debido a la pandemia, dice Lupita que la gente aún tiene mucho miedo lo han resentido. Sin embargo, se mantiene positiva.

Aquí estamos para hacerles cualquier profesión y traje que necesiten, nosotros podemos hacerlo realidad para una fecha especial, una promesa o cualquier altar.
Futbolista, barrendero, migrante, estudiante, doctor covid, pediatra, mesero, huachicol, reportero, policía, mariachi… para los chilangos no hay límites cuando se trata de innovar y darle un giro a lo tradicional. Se acuerdan de la frase que dice “Hay talento, sólo hace falta apoyarlo”, pues Lupita es el claro ejemplo de ese ingenio. Así que ya lo saben, los trajecitos más originales para vestir al niño dios se encuentran en la romería de la Meche, pero si no hallan lo que buscan, Creaciones Guadalupe se los confecciona.

#CDMX

La UNAM se ilumina de rojo por el día internacional contra el VIH

Para apoyar la lucha científica y social contra el VIH/SIDA, que cumple 42 años de haber sido detectado, la Torre de Rectoría y la Biblioteca Central

Publicado

en

Cuidad de México | 01 de diciembre de 2022. | Redacción.-

Para apoyar la lucha científica y social contra el VIH/SIDA, que cumple 42 años de haber sido detectado, la Torre de Rectoría y la Biblioteca Central, edificios icónicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fueron iluminados de color rojo en la víspera de la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, que se celebra este 1 de diciembre.

En la explanada de la Biblioteca Central se dieron cita el coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS) de la UNAM, Samuel Ponce de León Rosales; la secretaria de Salud de la Ciudad de México, Oliva López Arellano; así como representantes de instituciones dedicadas a la lucha y atención de este padecimiento, académicos, activistas e integrantes de la comunidad universitaria.

El acto fue organizado por la UNAM, a través del PUIS, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México y la Fundación México Vivo, en él, Ponce de León Rosales aseguró que actualmente ocurre una nueva infección de VIH cada dos minutos en el mundo, es decir, cada día suceden cuatro mil.

Por su parte, Rodrigo Moheno, presidente de la Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología A.C., acotó que al cierre de este año el Reporte Nacional de VIH/SIDA estimó que hay 366 mil personas viviendo con VIH en México, de ellas 74 mil son mujeres.

La iluminación de la UNAM de color rojo por la lucha contra el VIH/SIDA se sumó a la iluminación de otros edificios emblemáticos de la Ciudad de México que llevó a cabo la Secretaría de Salud capitalina, como: el Ángel de la Independencia, la Diana Cazadora, el Monumento a la Revolución y el edificio del Ayuntamiento, entre otros.

Día Mundial de la Lucha contra el SIDA

Cada año, el 1 de diciembre, el mundo conmemora el Día Mundial del SIDA. Ese día gente de todo el mundo se une para apoyar a las personas que viven con el VIH y recordar a las que han fallecido por enfermedades relacionadas con esta enfermedad.

Instaurado desde 1988, este 1 de diciembre de 2022 está dedicado al tema de “Igualdad ya” como una llamada a la acción.

Sigue leyendo

#CDMX

Urgen nuevas estrategias para enfrentar crisis hídrica en CDMX

El ex alcalde en Cuauhtémoc, Néstor Núñez, dijo que la distribución del agua en la capital no es homogénea y cuenta con un sistema hídrico complejo

Publicado

en

Cuidad de México | 01 de diciembre de 2022. | Redacción.-

De acuerdo con datos del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), la medida disponible de agua en la ciudad es de 320 litros por día, aunque la Organización Mundial de la Salud y otros organismos sugieren un consumo promedio de 100 litros al día por habitante.

Al respecto, el ex alcalde en Cuauhtémoc, Néstor Núñez, dijo que el sistema hídrico de la CDMX es uno de los más complejos, la distribución no es homogénea y un ejemplo de ello es en Venustiano Carranza, donde se tiene el menor promedio, recibe 203 litros por día por habitante y Tlalpan el mayor, con 560 litros por día por persona.

La capital cuenta con un sistema hídrico complejo, por lo que se requiere bombear con mayor profundidad provocando incremento en los costos de operación y potabilización, además la infraestructura de la ciudad ha registrado pérdidas entre 40 y 60 por ciento por fugas.

Núñez comentó que los principales factores de la escasez de agua en la metrópoli son la demanda por crecimiento poblacional, la pérdida de entre 40 y 60 por ciento de agua potable por fugas, barrancas convertidas en bauseros, entre otras cosas.

El ex alcalde propuso mejoras en dos ámbitos, en la infraestructura, buscando una actualización del sistema hídrico, y en la cultura del agua, donde sugirió un cambio en la cultura del agua, revisar planes integrales para uso y manejo del líquido, por alcaldía o zona.

“Para este conjunto de propuestas no es necesario hacer una sola modificación burocrática (legislativa, judicial, ejecutiva), sólo la coordinación, voluntad y conciencia social”, aseguró Néstor Núñez.

Sigue leyendo

#CDMX

CDMX registra cifra récord en homicidios; 81 personas fueron asesinadas en noviembre

De acuerdo con el reporte diario del gabinete de seguridad federal, la mayoría de las entidades registraron una reducción en el número de asesinatos.

Publicado

en

Cuidad de México | 01 de diciembre de 2022. | Redacción.-

En noviembre se registraron 2 mil 71 homicidios dolososlo que representa una disminución de 16.5 por ciento con respecto al mes de octubre cuando se contabilizaron 2 mil 481 víctimas.

De acuerdo con el reporte diario del gabinete de seguridad federal, la mayoría de las entidades registraron una reducción en el número de asesinatos; sin embargo, la Ciudad de México, Baja California y Zacatecas, entidades gobernadas por Morena, observaron alzas de entre 2 y 24 por ciento.

En la Ciudad de México 81 personas fueron privadas de la vida durante el mes que acaba de concluir, la cifra más alta en lo que va del año, lo que representa un aumento de 24.6 por ciento comparado con octubre cuando el número de víctimas fue de 65.

Junio se mantiene como el mes con el menor número de asesinatos en la capital del país con 47 muertes intencionales.

En Baja California los homicidios registraron un alza de 5.3 por ciento al pasar de 169 casos en octubre a 178 en noviembre.

En Zacatecas se registraron 135 asesinatos, tres más con respecto a octubre, lo que refleja un aumento de 2.2 por ciento.

Las entidades con el mayor número homicidios durante noviembre fueron: Guanajuato (243), Estado de México (183), Baja California (178), Michoacán (163), Jalisco (139), Zacatecas (135), Chihuahua (106), Nuevo León (94), Ciudad de México (81) Guerrero (76) y Sonora (69).

En noviembre, el promedio diario de homicidios fue de 69, similar a la que se registró en febrero, mientras que en enero la cifra fue de 66 personas al día.

Sigue leyendo
Anuncio publicitario
Anuncio publicitario

Facebook

Lo más visto