Solicitó Rigoberto Salgado declarar como patrimonio cultural inmaterial la fiesta de la virgen de la soledad en Tláhuac

 

Ciudad de México, 11 de diciembre de 2020. Alcaldía de Tláhuac alberga importantes festividades, las cuales forman parte de la identidad, cultura y arraigo de los siete Pueblos Originarios que conforman la demarcación

Con el objetivo de enaltecer y conservar las tradiciones de Tláhuac y sus siete Pueblos Originarios, el diputado del Congreso de la Ciudad de México, Rigoberto Salgado Vázquez, presentó un punto de acuerdo para solicitar a la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, realizar la evaluación correspondiente para declarar como Patrimonio Cultural Inmaterial, la Fiesta de la Virgen de la Soledad.

El legislador por Morena detalló que dicha festividad se lleva a cabo en San Juan Ixtayopan, uno de los Siete Pueblos Originarios que conforman la Alcaldía de Tláhuac, y se celebra del 26 de diciembre al 3 de enero.

Sostuvo que, de acuerdo con la tradición popular a finales del siglo XVIII, cuando la iglesia de San Juan Ixtayopan dependía de la cabecera de la doctrina del convento de San Antonio Tecómitl, en el año 1770 se lleva a cabo una de las tantas peregrinaciones de los fieles del barrio de Topilejo, quienes se trasladaban hasta la ciudad de Puebla, teniendo como camino los cerros de Cuautzin y de Río Frío.

En dichos actos de fe siempre llevaban consigo a la Virgen de la Soledad, y celebrar el año nuevo en el estado de Puebla, lugar donde es venerada; el día 2 de enero, ya de regreso a Topilejo, al pasar por la orilla de la zona lacustre de Ixtayopan, decidieron descansar en el hogar de la señora Juana Galán, una mujer que apoyaba a los peregrinos; a la mañana siguiente se percató de un olor agradable el cual provenía del lienzo de la Virgen de la Soledad, del cual emanaban gotas diminutas de agua cristalina. al comunicar el hallazgo, los fieles se arrodillaron y dieron aviso al párroco de Tecómitl; los peregrinos de Topilejo reclamaron el lienzo, pero el sacerdote los convenció de que la imagen había querido permanecer en el pueblo.

A partir de esa fecha, año con año se festeja aquel acontecimiento; cuentan que en 1951 la Virgen de la Soledad hizo un milagro al pueblo de Tláhuac, ya que su laguna se había secado completamente; los pobladores con fe, le pidieron a la Virgen que volviese a llenar la laguna, ya que se corría el riesgo de que las cosechas no llegaran a  buen término; de la noche a la mañana se dieron cuenta que en su laguna comenzaba a brotar agua; buscaron su procedencia y descubrieron que corría desde los manantiales de San Juan Ixtayopan.

Explicó que, con el llamado “convite”, da inicio las celebraciones de la Virgen de la Soledad; el 26 de diciembre se lleva a cabo la misa en presencia de las autoridades ejidales y los mayordomos; al terminar la festividad eclesiástica, se ofrece el tradicional “calientito”, una bebida de gran arraigo en la localidad. Los mayordomos recorren los barrios con estandartes de la Virgen, acompañados de música y baile, donde los chinelos hacen su aparición.

El recorrido incluye la repartición de cacahuates y estampas con la imagen de la Virgen de la Soledad; en tanto los ejidatarios llevan los estandartes a sus tierras de cultivo en agradecimiento por las cosechas durante el año.

Salgado Vázquez sostuvo que esta fiesta en honor a la Virgen de la Soledad demuestra la cultura, las tradiciones y el fervor de las y los habitantes de San Juan Ixtayopan, quienes se preparan durante todo el año para que esta celebración se realice adecuadamente.

“Es importante conservar y difundir las tradiciones de los pueblos originarios que conforman la Alcaldía de Tláhuac, y que estos sean catalogados como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México, debido a su valor histórico y cultural”, resaltó el legislador.

Señaló que Tláhuac representa una de las Alcaldías con mayor número de festividades en el país, donde cada una tiene diferentes escenarios y forma de expresión, pero en cada una de ellas se demuestra la identidad y el arraigo de una región y la calidez de su gente.

“La Fiesta de la Virgen de la Soledad, celebrada en el Pueblo Originario de San Juan Ixtayopan, forma parte de la fe y la tradición de cientos de familias, donde se combina la música y el baile; los juegos pirotécnicos y los recorridos con los estandartes”, concluyó Salgado Vázquez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *