Respeté poderes, gobierno y a ciudadanos, afirma EPN

Ciudad de México, 29 de noviembre de 2018 (Milenio). – A dos días de dejar la Presidencia, Enrique Peña Nieto destacó los logros alcanzados durante su mandato, dijo que respetó la libertad de expresión y advirtió que en México no hay lugar para imposiciones ni visiones únicas, pues “la diversidad no significa división”.

Aseguró que fue respetuoso con el trabajo de los poderes Legislativo y Judicial, así como de los tres niveles de gobierno, organismos autónomos, sociedad civil, académicos e iniciativa privada y que en todo momento se apegó a los principios y valores consagrados en la Constitución de México.

A través de video difundido en cadena nacional, Peña Nieto dijo que su gobierno mantuvo la estabilidad económica e impulsó la modernización de México, que es legítimo proponer visiones y vías distintas para alcanzar metas y que buscó avanzar sin dividir, modernizar sin imponer y transformar sin destruir.

El presidente anunció que como todo ciudadano, buscará desde el ámbito privado contribuir al bienestar del país porque “las responsabilidades son pasajeras, (pero) el amor por nuestro país es permanente”.

El breve mensaje de menos de tres minutos, grabado en los jardines de la residencia oficial de Los Pinos, muestra escenas del que fue su despacho y del mandatario saludando a gente, encabezando eventos y despidiéndose de elementos del Estado Mayor Presidencial.

Te compartimos el mensaje completo que el presidente Enrique Peña Nieto envió a la nación:

Durante seis años, acompañado de muchos mexicanos, trabajé para impulsar las grandes transformaciones que el país requería. Privilegie siempre el diálogo, el entendimiento y el acuerdo. Ejercí esta responsabilidad convencido de la importancia de la democracia, la división de poderes y la soberanía de los Estados, apegándome en todo momento a los principios y valores consagrados en nuestra Constitución Política.

Fui respetuoso de los Poderes Legislativo y Judicial, de los gobiernos estatales y municipales y de los organismos autónomos, lo mismo que con la sociedad civil, la academia y el sector privado.

Respeté en todo momento la libertad de expresión y el derecho a la crítica y disentir, convencido de que en México no hay lugar para imposiciones y menos para visiones únicas.

Sé que lo más importante es generar oportunidades de desarrollo para todos, por ello mantuvimos la estabilidad económica e impulsamos la modernización de nuestro país.

Todos deseamos hacer de México un país en paz e incluyente, una sociedad mejor preparada y próspera, una nación soberana que actúa con responsabilidad ante la comunidad internacional.

En una sociedad diversa, plural y democrática como la nuestra es legítimo proponer visiones y vías distintas para alcanzar los fines que todos compartimos. Debemos hacerlo siempre en unidad. La diversidad no debe significar división, la unidad no implica uniformidad, por eso, busqué avanzar sin dividir, modernizar sin imponer, transformar sin destruir.

Es mucho lo que hemos logrado los mexicanos y mucho más lo que podemos hacer unidos por el bien de nuestro país. 

He tenido el honor de trabajar por México desde distintas responsabilidades. Goberné siempre pensando en las generaciones de hoy, pero también en las de mañana. 

Ahora tendré el privilegio de todo ciudadano en una sociedad libre y democrática de contribuir al bienestar de nuestra sociedad desde el ámbito privado. Las responsabilidades son pasajeras, el amor por nuestro país es permanente. 

Como un miembro más de esta gran comunidad que somos, seguiré orgullosamente siempre al servicio de México, muchas gracias.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*