¿Qué pasa si fumas y haces ejercicio?

Ciudad de México a 23 de Marzo de 2018 (redacción).- Fumar antes, durante o después de un entrenamiento es como hacer una gran comida inmediatamente después de hacer 90 min de ejercicio cardiovascular de alta intensidad, la energía necesaria para digerir la comida hará el entrenamiento más duro, reducirá tu resistencia y probablemente te hará sentir bastante enfermo.

En concreto fumar causa sobrecarga sobre el corazón y los pulmones aumentando la frecuencia cardiaca, lo que sea que sea menos eficiente en el bombeo de sangre a los músculos que están utilizando. También se reduce la capacidad pulmonar, las sustancias en el cigarro reducen tu capacidad de absorber oxígeno.

El monóxido de carbono, una toxina en los cigarrillos, reduce los niveles de oxígeno en la sangre. Fumar provoca inflamación crónica de las membranas mucosas, lo que también hace que sea más difícil recuperar el aliento durante el ejercicio. Se ha descubierto que el consumo de cigarro disminuye el oxígeno en la sangre, el aumento del pulso y el ritmo cardíaco, haciendo más difícil recuperar el aliento. Si intencionalmente haces cualquier cosa para acelerar el ritmo cardíaco antes del ejercicio estas preparándote para una sesión menos eficaz y plagada de fatiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: