¿Por qué no debes comprar musgo para tus adornos navideños?

Ciudad de México, 10 de diciembre de 2018 (Chilango).- Aunque parece una práctica inocente y hasta una tradición que ha sobrevivido muchos años, el usar esta especie para la decoración navideña provoca un gran problema para el ambiente.

El doctor Claudio Delgadillo Moya, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) nos explicó que en México existen casi mil especies de musgo; su variedad es tan extensa que, además de los “tapetitos” que todos conocemos, hay otras especies que crecen de manera diferente.

Su papel en el ambiente es de suma importancia. Además de retener el agua, sus características le permiten a otras plantas germinar y crecer adecuadamente, evita la erosión del suelo y es refugio de infinidad de organismos.

A diferencia de otras plantas o especies, el musgo no puede ser cultivado, por lo que lo recolectan directamente de los bosques. Así como lo lees, el musgo que compras en el mercado viene de un bosque.

Aunque suelen recolectarlo en distintas épocas del año, ya sea para adornos florares u otros usos, la época navideña es la temporada en la que más se extrae musgo de los bosques.

El problema es que el musgo puede tardar hasta años en volver a crecer. “Los daños que ocasiona la retirada de los musgos no solo se queda en eso, empieza la erosión del sustrato, las capas del sustrato se quedan libres y son arrastradas por el viento o por el agua y se va la oportunidad de que se regeneren los musgos. No se regeran rápido”, nos explica el doctor.

Y al no haber musgo desaparecen las condiciones para que las plantas crezcan como deben. Así que lo mejor es que uses otro tipo de adorno para tu pesebre, pues como dice el doctor Delgadillo “todavía no nos llega el momento de ver las consecuencias de nuestros actos, pero algún día llegará”, y tal vez cuando nos demos cuenta ya sea demasiado tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *