OMS revela, a través de un estudio, que la catástrofe de COVID pudo ser evitada

Ciudad de México, México, a 12 de mayo de 2021. (Redacción).-

La Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó a especialistas, todos independientes, para poner en marcha un estudio que revisara, puntualmente, la respuesta internacional frente a la pandemia de COVID y los resultados fueron bastante preocupantes. ¿En resumen? La catástrofe pudo ser evitada. 

Señalaron que no hubo cooperación internacional, falló la preparación mundial, las respuestas fueron muy tibias y por supuesto, el liderazgo político se quedó corto.

“COVID se mantiene como un desastre global”, señala el estudio elaborado por el Panel Independiente para la Preparación y Respuesta Pandémica, encargada por la OMS“Pero lo peor es que era un desastre evitable”. 

El reporte (que pueden descargar AQUÍ) enumera las fallas más evidentes a nivel mundial durante esta catástrofe.

Una parte importante es que la intención no es llorar sobre la leche derramada, sino que este estudio sirva como una llamada de alerta. Que, esta mañana, el mundo se enfoque en combatir la pandemia de COVID, pero que mañana empiecen las preparaciones para la siguiente crisis que podamos enfrentar. Que nos sirva como lección, pues. 

¿Qué salió mal en el manejo del COVID?

Aunque el Panel Independiente encontró fallas en todos los pasos de la respuesta y la preparación, en el estudio intentaron ser puntuales y se enfocaron en 7 errores concretos. Ahí les van:

  • No hubo preparación: A pesar de las advertencias de una posible pandemia, no había ni preparación, ni recursos, destinados a un evento similar.
  • Nos vimos lentos en declarar la emergencia: Aunque el patógeno de COVID se descubrió en diciembre de 2019, pasaron meses valiosos en los que se generaba una reacción rápida o eficiente para alertar al mundo sobre la magnitud de la emergencia.
  • Los países no actuaron rápido: Con todo y que llegó tarde la declaración de emergencia, la cosa se complicó todavía más pues demasiados países optaron por “esperarse a ver qué pasa”, en lugar de tomar estrategias agresivas de contención.
  • No hubo coordinación global: Los expertos señalaron que falló el liderazgo global debido a las tensiones internacionales. Cada país andaba solito navegando la pandemia.
  • Faltó dinero: Uno de los puntos interesantes que apuntan es que, al mundo entero, le fallaron los fondos de emergencia y que, como decían arriba, no llegó la lana internacional. Faltó dinero para pruebas, equipo médico o asegurar vacunas para todo el mundo.
  • La OMS no tenía dientes: A pesar de los avisos o las guías, comentan, los países miembros no le han dado fuerza suficiente a la Organización Mundial de la Salud para hacer cualquier cosa en este tipo de casos. Nomás declaraciones.
  • Crecieron las desigualdades: Debido a la falta de planeación y seguridad social, la pandemia de COVID terminó por afectar en mayor medida a las poblaciones más vulnerables del mundo.

El lado bueno, es que encontraron algunas cosas positivas que podrían servir como lección.

El estudio encargado por la OMS comenta el valor de los trabajadores de la salud, los datos abiertos para compartir información, algunos casos de éxito y por supuesto, la velocidad histórica en la que se desarrollaron las vacunas.

¿Quieren leer el estudio completo del Panel Independiente para la Preparación y Respuesta Pandémica encargado por la OMS? Lo pueden encontrar AQUÍ. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *