México calla ante las elecciones en Venezuela

Ciudad de México, 08 de diciembre de 2020. EEUU, Canadá y otros restados declararon que no reconocen el acto electoral, fruto de un proceso sin las mínimas garantías democráticas. Instaron a apoyar los esfuerzos “para recuperar la democracia”

Luego de los mensajes condenatorios expresados por varios estados de la región, entre ellos Estados Unidos, 16 países emitieron este lunes una declaración conjunta en la que rechazaron las elecciones realizadas en Venezuela este domingo, organizadas por el chavismo y desconocidas por la oposición, con el afán de retomar el control del Poder Legislativo. Más tarde se sumó a este grupo la declaración de Uruguay, que señaló que la votación no tuvo “principios democráticos ni garantías de transparencia”.

Los otros estados firmantes, varios de los cuales pertenecen al Grupo de Lima, indicaron que los comicios “organizados por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, carecen de legalidad y legitimidad porque fueron llevados a cabo sin las mínimas garantías de un proceso democrático, de libertad, seguridad y transparencia, ni de integridad de los votos, ni la participación de todas las fuerzas políticas, ni de observación internacional”.

Además, invocaron a la comunidad internacional a pronunciar su rechazo al proceso y a apoyar los esfuerzos “para la recuperación de la democracia, el respeto a los derechos humanos y el Estado de derecho en Venezuela”.

Los comicios contaron con menos de 20% de participación del padrón electoral, según los reportes de la oposición. Por su parte, el régimen chavista informó cifras apenas superiores, por debajo del 35%. Numerosos centros de votación lucieron vacíos durante la mayor parte de la jornada.

El documento, signado por Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía, instó a los líderes de todo el arco político a poner por encima los intereses de Venezuela y comprometerse de manera urgente a “un proceso de transición, definido e impulsado por los venezolanos, para encontrar una salida pacífica y constitucional” con miras a elecciones libres y justas.

La de este domingo es la mayor abstención en este tipo de comicios desde 2004, cuando solo el 25% de los votantes acudieron a las urnas. La oposición, entonces, decidió marginarse en bloque al alegar que no había condiciones.

Previamente, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, había tachado en Twitter de “farsa” estas elecciones. Washington lidera la presión contra Maduro con sanciones económicas a Venezuela, incluido un embargo petrolero vigente desde abril de 2019.

Texto completo:

1. Reiteramos que los comicios para renovar la Asamblea Nacional de Venezuela del 6 de diciembre, organizados por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, carecen de legalidad y legitimidad porque fueron llevados a cabo sin las mínimas garantías de un proceso democrático, de libertad, seguridad y transparencia, ni de integridad de los votos, ni la participación de todas las fuerzas políticas, ni de observación internacional.

3. Llamamos a los actores de toda Venezuela, de todas las tendencias ideológicas y afiliaciones partidarias, para que pongan los intereses de Venezuela por encima y se comprometan de manera urgente a un proceso de transición, definido e impulsado por los venezolanos, para encontrar una salida pacífica y constitucional que lleve al país a unas elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y creíbles, lo más pronto posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *