Mercado cambiario, en espera de datos económicos de México


México, 10 Jun (Notimex).- El peso mexicano cerró esta semana con una apreciación de 2.77 por ciento o 51.8 centavos ante el dólar, que se ubicó en alrededor de 18.16 pesos por unidad.

Banco Base expuso que hacia el cierre de la semana la paridad tocó un nuevo mínimo en el año de 18.1121 pesos por dólar, tras darse a conocer en medios que México comenzó a cotizar con algunos bancos la compra de coberturas petroleras para 2018.

De acuerdo con la institución financiera, la nota envía la señal de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público buscará proteger sus ingresos en un momento en que el mercado se mantiene optimista y en favor del peso.

La jornada del viernes no estuvo exenta de indicadores económicos poco favorables para México. La actividad industrial de abril registró una caída mensual de 0.3 por ciento, que retrocede por tres meses de forma consecutiva y pone en riesgo el desempeño de las actividades secundarias durante el segundo trimestre.

Mientras que la construcción observó un retroceso mensual de 1.7 por ciento, en tanto que minería cayó 0.9 por ciento durante el mes, al acumular tres meses de contracción.

Por el lado positivo la manufactura creció a una tasa mensual de 0.6 por ciento, aunque la fabricación de equipo de transporte avanzó a una tasa de apenas 0.7 por ciento, al crecer a una tasa mensual promedio de 0.5 en los primeros cuatro meses del año.

La apreciación del peso inició en la jornada del lunes con el resultado de las elecciones para la gubernatura del Estado de México.

El peso también avanzó gracias a que México y Estados Unidos llegaron a un acuerdo con relación al comercio de azúcar, el cual reduce las exportaciones de azúcar refinada de México a 30 por ciento del total, en beneficio de los refinadores estadunidenses, pero pone fin a altercados bilaterales en la materia.

La noticia fue favorable para la moneda mexicana, pues indica que las próximas renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podrían darse en un escenario de cooperación, resaltó Banco Base.

Asimismo, debido a que ha disminuido la percepción de riesgo para la economía mexicana, se han incrementado las apuestas en favor del peso.

En la semana correspondiente del 31 de mayo al 6 de junio, las posiciones especulativas netas a la espera de una apreciación del peso se incrementaron en nueve mil 819 contratos a 84 mil 821 en el mercado de futuros de Chicago, su nivel más alto desde la primera semana de junio de 2014.

Sin tomar en cuenta las posiciones en corto, los contratos a la espera de que el peso se aprecie subieron a 115 mil 601, cada uno de 500 mil pesos, el nivel más alto desde mayo de 2013.

La siguiente semana el mercado estará a la espera del anuncio de política monetaria de la Reserva Federal programado para el miércoles 14 de junio, por lo que se anticipa cautela entre los participantes del mercado cambiario.

En tanto, el siguiente evento relevante para México es el 22 de junio, con el anuncio de política monetaria del Banco de México.

En caso de que la Fed mantenga sin cambio su tasa de referencia, Banco Base estima que existe una probabilidad de 60 por ciento de que el Banxico suba su tasa de referencia, tomando en cuenta los últimos datos de inflación y precios al productor de mayo.

En cambio, si la Fed sube su tasa de referencia el siguiente miércoles, la probabilidad de que el banco central mexicano suba la suya ascendería a 85 por ciento.



Source link

قالب وردپرس

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *