¿Los scooters eléctricos son buenos para la ciudad?

Ciudad de México, 11 marzo (Redacción).-

De acuerdo con un artículo publicado en LA Times, los scooters son un bien necesario para ciudades grandes que requieren diversos modelos de micro movilidad. Aquí la traducción:

Parece que los monopatines de uso compartido ya son algo normal en Los Ángeles, ya sea en uso o estacionados en la banqueta. Pero la población de monopatines está a punto de alcanzar su auge. A partir de este mes, 11 empresas tendrán permitido colocar 11,000 mil monopatines eléctricos y bicis en la calle. La mayoría de las empresas ha optado por pedir permisos para monopatines más que para bicicletas.

Si dichas empresas aprovechan las nuevas reglas de la ciudad, que permiten muchos más monopatines y bicis siempre y cuando los coloquen en algunas comunidades menos favorecidas, Los Ángeles pronto podría tener hasta 100,000 vehículos de micromovilidad en las calles.

Algunas personas podrán ver esto como una molestia o una amenaza para la seguridad pero la normalización de los  monopatines debería ser un momento emocionante para Los Ángeles. La ciudad está por comenzar un experimento para determinar si las regulaciones pueden reducir las externalidades negativas de los monopatines (banquetas bloqueadas, patines mal estacionados y mal uso por parte de los usuarios) y permitir que los beneficios florezcan (son ecológicos, divertidos y permiten el transporte sin automóviles)

Los monopatines se podrían convertir en una pieza clave del sistema de transporte urbano. Son una opción conveniente y accesible para las personas que se trasladan en distancias cortas, incluyendo las personas que necesitan una solución para transitar  la última o la primera milla desde su casa, trabajo o estación de transporte público. En términos generales, la popularidad de los monopatines podría ayudar a aumentar el número de personas que abogan por carriles protegidos y un diseño de carreteras más inteligente, aumentando así la seguridad y brindando a las personas más opciones de transporte que conduciendo, lo que a su vez ayudaría a reducir las emisiones del tubo de escape que ensucian el aire y aumentan el calor del planeta.

Pero todos esos beneficios potenciales dependen de que la situación del scooter sea correcta. Tienen que ser seguros, responsables y convenientes.

Hay que darle crédito a  los líderes de Los Ángeles que han estado trabajando duro en la parte responsable. A partir de este mes, los Angelinos pueden reportar vehículos rotos o estacionados incorrectamente en el formulario o aplicación de solicitud de servicio MyLA311 de la ciudad, y las compañías deben resolver el problema dentro de dos horas. Si una compañía no responde, la ciudad podría incautar el scooter y, en última instancia, revocar el permiso de la compañía. Para que los monopatines sean más que una novedad, las compañías de monopatines deben cumplir con un alto nivel.

El mayor desafío es hacer que los monopatines sean seguros, tanto para los ciclistas como para las personas que los rodean.

Los monopatines motorizados son un modo de transporte relativamente nuevo, y hay muchos usuarios inexpertos, que pueden subestimar el riesgo y sobrestimar su capacidad para conducir con seguridad.

De acuerdo con los investigadores de UCLA, quienes realizaron el primer análisis limitado de las lesiones con scooter, hubo bastante más lesiones relacionadas con el scooter (249) que lesiones con la bicicleta (195) o peatones (181) en el lado oeste. También descubrieron que los pasajeros rara vez usaban cascos y que un número significativo de conductores lesionados eran menores de 18 años, que es la edad mínima para alquilar un scooter eléctrico.

Las compañías de monopatines y los gobiernos locales necesitan desarrollar políticas de seguridad más agresivas. La policía debe multar a los pasajeros que operan de manera peligrosa. Las compañías podrían encontrar formas de reducir automáticamente las velocidades de los monopatines en ciertas áreas de alto riesgo. Las compañías dicen que están desarrollando una tecnología que podría apagar automáticamente los monopatines si la gente trata de andar en la acera. Y, lo que es más importante, las ciudades necesitan construir la infraestructura, como los carriles para bicicletas protegidos, que permiten y animan a los conductores de scooter a navegar de forma segura.

Hay una curva de aprendizaje con monopatines y otros servicios de “micromovilidad”, y la experiencia debe moldear las políticas y regulaciones para hacerlas más seguras y mejores para todos.

Es por eso que una propuesta reciente del concejal Gil Cedillo es tan frustrante. Quiere prohibir los monopatines durante al menos un año en su distrito, que incluye Chinatown, Echo Park, Highland Park y Westlake. Esas son algunas de las zonas más amigables con el tránsito de la ciudad, y podrían beneficiarse de tener monopatines como una conexión de última milla en la primera milla. También son comunidades a las que la ciudad se ha dirigido específicamente para garantizar que las compañías de monopatines no solo sirvan a enclaves ricos, sino también a vecindarios más pobres a los que se podría ayudar con más opciones de movilidad de bajo costo.

Los Ángeles es una ciudad que necesita más opciones de transporte e innovación si se trata en serio de sacar a la gente de sus autos contaminantes que obstruyen el tráfico.

Nota original: https://www.latimes.com/opinion/editorials/la-ed-scooters-los-angeles-ban-20190307-story.html

The post ¿Los scooters eléctricos son buenos para la ciudad? appeared first on Corte Informativo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*