La herencia panista que recibe Christian von Roehrich, deja sin hogar y sin familia en la BJ

Ciudad de México, 10 de Mayo 2018 (Redacción).- Tras la sacudida del 19 de septiembre pasado, el mercado inmobiliario se transformó con ello quedaron derrumbadas las sospechas de la presencia de una mafia en la compraventa de casas y departamentos y quedaron expuestas como las débiles columnas de algunos edificios.

La delegación Benito Juárez, había sido multiseñalada por el voraz boom inmobiliario, tras el sismo se ha convertido en el botón de muestra de que no basta con reglamentos de construcción innovadores, no son suficientes si se otorgan permisos y se edifica al por mayor sin la seguridad de que se cumplan los lineamientos.

Al menos cuatro edificios en esta delegación gobernada por el PAN, si bien no están en la lista de los que colapsaron por completo, quedaron inhabitables a pesar de tener sólo un año o menos de haberse entregado.

Construcciones mal hechas con materiales no permitidos y directores responsables de obra en las delegaciones embarrados por la corrupción.

llama la atención que uno de cada cuatro edificios que se cayeron durante el terrible 19 de septiembre se concentren en una de 16 delegaciones. ¿Cómo se explica si no es a través de la corrupción?

El derrumbe del edificio de Narvarte, donde Laura Ramos quedó sepultada, vecinos habían reportado como peligroso por su debilidad estructural en 2014 al entonces delegado y hoy diputado local, Jorge Romero Herrera, denuncia que, terminó en nada.

La respuesta de Christian von Roehrich es la promesa de procedimientos administrativos y penales para sancionar a dos empresas constructoras y corresponsables de los edificios ‘nuevos’ que colapsaron o que tienen daños estructurales en la demarcación. No es por dudar, pero recordemos que Romero Herrera es precisamente su padrino político.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*