Inician la venta del avión presidencial

Ciudad de México, 3 de diciembre de 2018 (Milenio).- El primero de los 100 compromisos anunciados por  el presidente Andrés Manuel López Obrador, comenzará a cumplirse este lunes 3 de diciembre cuando a las 11 de la mañana salga de manera “definitiva” de México el avión presidencial rumbo a Estados Unidos.

Ahí  permanecerá en un hangar de la empresa fabricante  Boeing hasta que se concrete su venta, anunciaron el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y el director de Banobras, Jorge Mendoza Sánchez, en una conferencia de prensa de unos cuantos minutos realizado en el Hangar Presidencial.

Con ello se honra el compromiso de austeridad del mandatario federal, indicaron.

La  aeronave, usada por última vez el por expresidente Enrique Peña Nieto en su viaje a la reunión del G20 en Argentina, será resguardada en un aeropuerto de logística en San Bernardino, California, donde Boeing le dará mantenimiento y esperará comprador.

Además , el gobierno  federal también venderá 60 aviones y 70 helicópteros más,  pero el anuncio lo dará a conocer posteriormente la Secretaría  de Comunicaciones  y Transportes (SCT), adelantó Urzúa.

Con una longitud de 57 metros y una capacidad  para 80 pasajeros, el avión presidencial sólo  fue utilizado durante 2 años y 10 meses (del 3 de febrero de 2016 a noviembre  2018) para 214 viajes, precisó Mendoza Sánchez. El proceso de compra inició desde 2012 a través de Banobras, que lo rentaba a la SHCP y era manejado por la Sedena para trasladar al Ejecutivo  Federal.

Explicó que Banobras analizará los escenarios y alternativas de compra con apoyo de la ONU para garantizar la transparencia de la transacción.

La compra del avión presidencial, un Boeing Dreamliner 787-8, fue anunciada durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012). Costó poco más de 218 millones de dólares y lleva el nombre del héroe de la Independencia José María Morelos, fue utilizada por el gobierno de Enrique Peña Nieto por cerca de dos años.

El último viaje que hizo fue a la cumbre del G20 en Buenos Aires, donde Peña Nieto firmó el nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.

Mendoza agregó que en todo momento se garantizarán “las mejores condiciones” en el proceso de venta del avión “y el uso eficiente de los recursos”.

López Obrador, quien asumió el poder formalmente el sábado, dijo que no utilizaría el avión presidencial, que aseguró “no lo tiene ni (el expresidente de Estados Unidos) Barack Obama” y que en su lugar viajaría en vuelos comerciales, como hizo en campaña.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*