Empresa de scooters eléctricos propone multas por obstruir calles en CDMX

Ciudad de México, 17 de enero de 2019 (Notimex). – Los usuarios del servicio de scooters eléctricos Lime podrían ser multados por estacionar las unidades en lugares que obstruyan la vía pública, propuso la compañía.

La empresa, que opera desde octubre de 2018, aseguró estar dispuesta a realizar el pago que establezcan las autoridades por el uso y aprovechamiento del espacio público.

En conferencia de prensa, el director general de Lime para México, Alexander Wieland, comentó que para impulsar la educación vial podrían implementar un esquema de descuentos o promociones para quienes aparquen en lugares correctos.

“Queremos que nos permitan poner orden a nosotros, como ya lo hacemos con multas, y es que con incentivos podemos fomentarles la educación del uso de los patines”, dijo.

“Tenemos que trabajar mucho en la educación para que no bloqueen pasos peatonales, la vía y en esos se basa nuestra propuesta a las autoridades”, añadió.

Expresó que por el momento más de 100 personas de la empresa se encuentran reacomodando los patines que bloquean accesos, esto “en lo que la gente entiende cómo debe estacionar y cuales con los lugares correctos”.

Respecto a los lugares de estacionamiento en los que proponer colocar sus unidades podría ser en un cajón de automóvil pues las unidades ocupan poco espacio y cabrían 20 de ellas.

Aclaró que el polígono en donde se encuentran operando son colonias como: Polanco, Anzures, Roma Norte y Sur, Narvarte y Del Valle. En tanto que prevén expandir el servicio en alcaldía Coyoacán.

Explicaron que han colaborado con las autoridades, incluso, brindándoles su base de datos y es por ello que esperan que en breve salgan los lineamientos definitivos de operación del sistema.

La administración anterior público en la Gaceta Oficial, en octubre de 2018, los lineamientos para pruebas piloto de patines eléctricos sin anclaje.

“Llegamos para sumarnos a la tendencia global de alternativas de transporte eficiente y sustentable, y complementar el transporte existente, así como colaborar en reducir congestionamientos y liberan espacios de estacionamiento”, agregó.

Actualmente el sistema aplica una multa de 500 pesos a todas aquellas personas que se estacionen fuera del polígono autorizado para este sistema.

El servicio funciona a través de una aplicación móvil, en la cual el usuario comprueba la disponibilidad de los scooters mediante un GPS que tienen integrado.

Posteriormente, desbloquean el servicio escaneando el código QRR de la unidad, y el equipo está listo para utilizarse.

Estos scooters alcanzan una velocidad de 25 kilómetros por hora, y el servicio tiene un costo de 10 pesos por desbloqueo, así como tres por minuto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *