El cigarro y el mal aliento

Ciudad de México a 22 de Marzo del 2018 (redacción).- Una de las causas más comunes de mal aliento es el fumar cigarrillos. A todos nos ha pasado que después de fumar nos sale un olor muy fuerte y nauseabundo de la boca, lo más triste es que ese olor no lo detectamos directamente, sino que las personas a nuestro alrededor son las primeras en percibirlo.
La razón de esto es principalmente el alquitrán y los miles de productos químicos encontrados en el cigarro. El alquitrán suele alojarse en la raíz de los dientes, las encías y la lengua…prácticamente en todas partes en tu boca.

Después de fumar un cigarro, los productos químicos que se pegan todo alrededor de tu boca son recogidos por tu saliva. Como la saliva circula por toda la boca, eventualmente pasar por debajo de la lengua, donde se encuentran las glándulas salivales.
Estos productos químicos causan que las glándulas produzcan menos saliva, lo que hará que tu boca se seque. Cuando la boca sé que las bacterias se multipliquen de forma exponencial. Estas bacterias, junto con el alquitrán y las sustancias químicas es lo que da paso al “alieno de fumador”.

La acumulación de bacterias continuará circulando a través de tu boca y seguirá multiplicándose conforme transcurre el día. Debido a la circulación de tu saliva también pasara entre los dientes y las bacterias se adherirán a cualquier alimento o placa que se encuentre entre tus dientes.

Esto crea pequeños depósitos que emanan malos olores que continuarán ahí incluso después de que te cepilles los dientes y uses enjuague bucal. Si no se trata de tiempo, no solo te causa aliento de fumador, sino que también puede hacer que contraigas enfermedades en las encías.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*