Doctora que sufrió reacción adversa a vacuna anticovid está consciente, presenta secuelas

Ciudad de México, 04 de diciembre de 2020. Karla Cecilia Pérez Osorio, médica internista de 32 años, se encuentra consciente, pero presenta secuelas como dificultad para articular palabras así como para mover piernas y brazos, tras recibir la vacuna anticovid de Pfizer, informó la familia.

Luego de ser internada en terapia intensiva en el Hospital de Alta Especialidad 25, de Nuevo León, Carolina Rivas Gallardo, prima de la médica oriunda de Veracruz, explicó que ya no ha presentado crisis convulsivas, está en estado de alerta y con dificultades físicas.

La médica internista del Hospital General de Zona número 7 de Monclova, Coahuila, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), fue vacunada a las 09:30 horas del pasado 30 de diciembre, en el 105 Batallón de Infantería Monclova, y a los minutos presentó las primeras reacciones.

“Cosquilleo en labios y extremidades, le dieron un medicamento y regreso a trabajar, pero 20 minutos después presentó parálisis de brazos, piernas, diversas convulsiones, hasta que quedó inconsciente”, detalló Rivas Gallardo.

Ángel Palestino Gallardo, esposo de Karla, y su prima informaron que aunque está evolucionado, posiblemente quede con secuelas. También convocaron a las autoridades sanitarias a investigar y a no minimizar el caso de Karla.

En un comunicado, la Secretaría de Salud comentó que Pérez Osorio presentó un cuadro de erupción cutánea, crisis convulsivas, disminución de la fuerza muscular, parálisis en brazos y piernas, convulsiones frecuentes y dificultad respiratoria.

Fue la familia de Karla la que solicitó ayuda por redes sociales directamente al director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo. Se ordenó, entonces, su traslado a dichos hospital de especialidades de Nuevo León.

La farmacovigilancia en México establece que se debe estudiar el caso de Karla, quien radica desde hace 5 años en Monclova junto con su esposo, también oriundo de Veracruz, para determinar si la reacción alérgica debido a su propia condición de salud ya que presenta antecedentes de alergia a medicamentos como el trimetroprim con sulfametoxazol, usados para infecciones, o bien forma parte de un evento vinculado a la vacunación.

En los estudios clínicos fase tres de Pfizer no hay evidencia científica disponible de caso alguno de encefalitis luego de la aplicación de la vacuna, de ahí la importancia de que se esclarezca las causales del severo cuadro clínico.

La Dirección General de Epidemiología y el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (Censia), junto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), estudian este caso, en el que participa activamente la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). No han dado mayores detalles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *