AMLO ofrece asilo político a Julian Assange creador de WikiLeaks

Ciudad de México, 06 de enero 2020. Esta mañana, durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció asilo político para el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, luego de que la justicia británica rechazara extraditarlo a Estados Unidos para ser juzgado por la publicación de cientos de miles de documentos secretos.

“Voy a pedirle al secretario de Relaciones Exteriores que haga los trámites correspondientes para que se solicite al gobierno del Reino Unido la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad y que México le ofrece asilo político”, dijo el presidente.

Hay que recordar que la justicia británica tomó la decisión de que Assange no sea extraditado a Estados Unidos debido a preocupaciones sobre su salud mental. “La impresión general es la de un hombre deprimido y en ocasiones desesperado ante el temor acerca de su futuro”, dijo la jueza de distrito Vanessa Baraitser en el Tribunal Penal Central de Inglaterra y Gales en Londres, conocido como Old Bailey.

Al describir la evidencia de las autolesiones y los pensamientos suicidas de Assange, agregó que teme que Estados Unidos sea incapaz de evitar que intente quitarse la vida.

¿Quién es Julian Assange y por qué está siendo juzgado?

Assange es un programador australiano e inventor del sistema de archivos Rubberhorse, el cual es una herramienta de Linux que combina la encriptación y la esteganografía que sirve como protección a las organizaciones de derechos humanos que trabajan con datos sensibles. Desde su comienzo en el mundo de la informática se caracterizó por sus ideas subversivas.

Em 2006 creó WikiLeaks, una plataforma a través de la cual difundió más de 90 mil documentos confidenciales del Pentágono y del Departamento de Estado que, se afirma, obtuvo al conspirar con la analista de inteligencia del ejército, Chelsea Manning para, en conjunto, hackear una computadora del Pentágono y acceder a información militar secreta sobre las guerras en Irak Afganistán.

En sus inicios, WikiLeaks, contaba con la colaboración internacional de matemáticos, sobre todo disidentes chinos que tenían en la mira a los regímenes represivos en Asia, el exbloque soviético, África subsahariana y Oriente Medio. Sin embargo, en realidad, la mayoría de las revelaciones fueron en contra de Estados Unidos.

Assange fue detenido inicialmente en 2010 en el Reino Unido a petición de Suecia por un caso de presuntos delitos sexuales, mismos que posteriormente fueron retirados. Desde entonces ha vivido en confinamiento. En un inicio como arresto domiciliario, después, desde junio de 2012 hasta abril de 2019, como refugiado en la embajada de Ecuador en Londres hasta que el país le retiró el asilo diplomático y fue arrestado por la policía británica y condenado a 50 semanas de prisión por la violación de sus términos de libertad condicional.

El gobierno de Estados Unidos está luchando por lograr la extradición del australiano para juzgarlo por diversos cargos que incluyen pirateo informático, además de 17 cargos adicionales en virtud de la ley antiespionaje.

En una audiencia Assange declaró que se negaba a “someterse a una extradición por un trabajo periodístico que recabó numerosos premios y protegió a mucha gente”. También ha dicho que, dado que actuaba como periodista, está protegido por el derecho constitucional a la libre expresión.

Sus abogados y todos aquellos que lo apoyan argumentan que los cargos en su contra son un abuso de poder con motivaciones políticas y suponen un grave peligro para la libertad de prensa.

Mientras algunos defienden sus motivaciones filtraciones otros consideran que tiene motivos ocultos para beneficiar a unos y perjudicar a otros. Aun así ha sido galardonado con diversos premios entre ellos el Premio de la Paz de Stuttgart 2020 que honrar a personas y proyectos que están comprometidos con la “paz, la justicia y la solidaridad”.

Hoy Assange tiene 49 años y, por los cargos que se le imputan podría ser condenado a hasta  175 años de cárcel. Actualmente se encuentra actualmente en la prisión de Belmarsh de Londres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *